miércoles, septiembre 09, 2009

El puño en alto


Willy Brandt, Harold Wilson, Mitterrand o Craxi jamás fueron vistos en un acto público con el puño en alto. (Observen: tampoco Zapatero tiene el puño en alto)

Al parecer, ese gesto simbólico sólo lo mantienen en Europa los partidos socialistas griego, portugués y español.

La fotografía que ilustra este artículo me gusta mucho, tanto que no es improbable que aparezca alguna vez más en este blog, porque creo que retrata como ninguna otra la verdadera esencia del pseudosocialismo español, su populismo y sus descarnadas contradicciones.

El tipo de la izquierda -lo aclaro para mis lectores del otro lado del Atlántico, cada día más abundantes-, con gafas de sol y vociferante, más entregado al himno que ningún otro, es Alfonso Guerra, quien fuera vicepresidente del Gobierno español en la época de Felipe González. Un individuo que se hizo famoso por su verbo corrosivo, que aún conserva. Creo que fue el mismo día de la foto cuando dijo que en un reciente acto del Partido Popular “había visto no sólo mucha morcilla, sino algún chorizo”. “Chorizo”, además de un afamado embutido español, con carne de cerdo abundantemente aderezada de pimentón, es un término coloquial empleado en España para referirse a un ladrón.

En su época de vicepresidente, algunos de sus hermanos, sin oficio ni beneficio, medraron escandalosamente a su sombra. Parece que también en su familia abundaban los “chorizos”.

El caso Juan Guerra

El himno que cantan los integrantes de la foto, con clara estética chavista, es la Internacional, que fue el himno de la Unión Soviética en una de sus etapas más duras y sangrientas, desde 1922 a 1944, bajo los mandatos de Lenin y Stalin. Hay muchas versiones del himno, aunque en el texto que cantan los socialistas españoles hay un par de versos que dicen lo siguiente: “cambiemos el mundo de base / hundiendo al imperio burgués”.

Lo curioso es que ninguno de los miembros de la fotografía proceden del proletariado, ni lo han sido nunca, sino que proceden de la burguesía acomodada, muy acomodada, y en ella se mantienen gracias a su actividad política. De hecho, un buen número de altos cargos socialistas son hijos de afamados franquistas, incluida la
vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega.

Del mystère de Guerra al falcon de Zapatero

¿Quién dijo que la política está mal pagada? Pajín ganará casi 20.000 euros al mes en tres sueldos

La muchacha, Leire Pajín -la segunda por la derecha-, 32 años y casi 20.000 euros al mes, solicita ayuda a los “parias de la Tierra” para poder seguir manteniendo su estatus. Todos ellos apelan a los “parias de la Tierra”.

De momento, en España están consiguiendo que aumente su número.

.

2 comentarios:

Carlos56 dijo...

Estimado Oroel:

Posiblemente sea de tu interés el siguiente post

Origen, historia y paradojas del puño en alto

Es de un blog interesante que quizás conozcas ya.

Un abrazo. Carlos56.

Oroel dijo...

Interesante,ciertamente.


Número de visitas