domingo, abril 18, 2010

La otra versión sobre Bono

Luis María Anson escribe hoy una de sus cartas en El Mundo en donde reivindica a Bono.

Dice entre otras cosas lo siguiente: “Con José Bono al frente del PSOE no se hubiera producido el Estatuto secesionista de Cataluña. Con José Bono, la indigna negociación política de tú a tú con la banda terrorista ETA se habría quedado en el zaquizamí de la vida política española. Con José Bono, no hubiéramos asistido a los radicalismos zapatéticos que han empozoñado el desarrollo de nuestra sociedad. Con José Bono, la idea de España como nación se hubiera mantenido incólume y nadie en el PSOE se hubiera atrevido a cuestionarla. Con José Bono la Iglesia Católica no padecería las obsesivas persecuciones a las que está sometida. Con José Bono se mantendría el espíritu de la Transición, el pacto de Estado entre populares y socialistas para las grandes cuestiones nacionales como la territorialidad o el terrorismo. Con José Bono, el PSOE no hubiera cambiado de socio constituyente, no habría sustituido al PP por los voraces partidos nacionalistas. Con José Bono, en fin, que sólo perdió por un puñado de votos ante Zapatero, tendríamos los horizontes despejados”.

Todo esto es cierto sin duda, pero ¿convierte en falsedad todo lo que se sabe sobre el ingente crecimiento de su patrimonio, sea cual sea su origen, legal o ilegal?

Y hay otra cuestión: tengo para mí que de todas las personas que durante más o menos tiempo han tenido responsabilidades en el PSOE, han sido o se han postulado como candidatos, ninguna de ellas hubiera cedido a esas tentaciones radicales. Estoy pensando en líderes socialistas tales como Felipe González, Josep Borrell o Joaquín Almunia. ¡Qué mala suerte tuvimos los españoles en aquel congreso socialista en el que se eligió a Rodríguez!

No sé si en el PSOE son conscientes de haberse equivocado, pero su comportamiento colectivo parece tan gregario y obediente como el de un rebaño, siguiendo al pastor, cualquiera que sea y por cualquier senda por la que quiera conducirles. Les ha dado sí, dos victorias consecutivas, y eso significa puestos, prebendas, colocación para los hijos y mujeres, dinero en definitiva. Y con eso parece bastar. Pero hubieran seguido igualmente a Bono, sin rechistar, por sendas más razonables y menos peligrosas.

En definitiva, radicalismo o responsabilidad son indiferentes y secundarios ante la evidente mejora del estatus de la militancia socialista. Mejora de la que también parece haberse beneficiado Bono.
.

1 comentario:

Rafael del Barco Carreras dijo...

JOSÉ BONO Y URBIS VS. CAJA SUR O LA REBAJA DEL SUELDO A LOS FUNCIONARIOS.



Rafael del Barco Carreras



24-05-10. Si a diario se añade un nombre a la Gran Corrupción, no es menos cierto que nada hay nuevo bajo el sol. Las fórmulas son las de siempre. Cuando aun no ha terminado el juicio del Caso Hacienda de Barcelona, donde se acusa a Núñez y Navarro de abaratar unos pisos a favor de inspectores de Hacienda, nos salta que Reyal-Urbis hace lo propio con el presidente del Congreso. Urbis una de las inmobiliarias clave en “Barcelona, 30 años de corrupción” y por lo tanto en este juicio. A resaltar que los Núñez son una empresa privada productiva, y Urbis ha servido de siempre para que roben políticos y financieros.



Un comentarista añade a mi escrito de ayer sobre el citado en el juicio, Antonio de la Rosa Vázquez, y su hijo, el acusado Javier de la Rosa;

“sin duda nuestra gran
preocupación es tener un país limpio, algo difícil ya que a lo
largo de la historia siempre están
ahí”,

y no es que “estén ahí”, lo abarcan todo y prácticamente han arruinado el País.



Lo de Bono no deja de ser una más de las anécdotas que si me dejan huella (y al parecer no extrañan ni ofenden demasiado a la sociedad en general) es porque a mi por mucho menos ¡muchísimo menos! tras tres años de cárcel me condenan por encubrir a Antonio de la Rosa, pura corrupción la condena y cárcel. Pero existen tantos “bonos”, de derecha e izquierda, que alguien con mi propósito, es decir, entender mi propia vida y circunstancias, me desbordarían, y a decir verdad solo involucro a mis escritos aquellos nombres que remueven, si no ya la conciencia pública, si la mediática de unos atacando y otros desmintiendo o “encubriendo”. Fórmula ésta, la de las acusaciones cruzadas, que permite tejer un tapiz bastante completo de lo que sucedió o sucede.



Y sin relación aparente, aunque mucha a mi entender, se interviene Caja Sur. Otro nombre, Castillejo, un cura. De entrada se me ocurre que esa intervención, sumada a otras cajas y caixas, en lo que se ha llamado “intervenciones virtuales”, dejan sin sentido las cifras del famoso decreto en que se rebaja el sueldo de los funcionarios. Por de pronto, se dice, en Caja Sur 500 millones de euros, que serán el doble, triple o más. La Caixa de Cataluña de Narcís Serra, con cifras antes de la fusión de 60.000 millones de euros de “activos” y en práctica “intervención virtual”, necesita y necesitará tras la fusión más que los 15.000 millones de ahorro de las medidas anticrisis de Zapatero.



Algún creyente del Sistema me contestará que no tiene nada que ver la rebaja del déficit público con las regulaciones e intervenciones en el Sistema Financiero. Un empacho jurídico o de simples cursillos de economía conducen a esa conclusión. Pero en nuestro País, todo concluye en una “caja única”, Banco de España, y el Sistema Financiero no solo ha desestabilizado los ya imposibles Presupuestos Generales del Estado (o viceversa), sino amenaza acabar con ese “estado del bienestar” tan discurseado.



Nunca tan pocos acabaron con tanto esfuerzo ajeno.


Número de visitas