lunes, septiembre 29, 2008

Marcelino se va

Ha convulsionado, dicen, la política aragonesa. No sé: en todo caso a su partido y a su coaligado, el PAR. Pero a los demás, ¿qué les importa? ¿Y a los ciudadanos, qué más nos da?
.

No obstante, ¿cuáles son las claves?

Voy a ofrecer unas cuantas, en la seguridad de que en alguna acertaré -quizás en todas-.

1.- Marcelino se ha cansado de ser la marioneta de un equipo de líderes en la sombra más inteligentes que él y que le dicen qué tiene que decir y, peor, qué tiene que callar.

El poder en la sombra

¿Quién gobierna en Aragón?

El hombre debe pensar que ya ha aguantado bastante.

2.- Marcelino sabe que su estrella declina. Cada vez es más la gente que cuestiona su liderazgo y su capacidad. Sólo hay que seguir los foros de Internet. Su manifiesta incapacidad es ya vox populi -aunque no convenga minusvalorarle-, se cuestiona la colocación de familiares -tarde o temprano la gente se preguntará dónde anda colocado ahora su cuñado- y especialmente su vinculación afectiva con Cataluña, a la que está sacrificando los intereses de Aragón.

El extraño liderazgo de Marcelino Iglesias (I)

El extraño liderazgo de Marcelino Iglesias (II)

El extraño liderazgo de Marcelino Iglesias (III)

El extraño liderazgo de Marcelino Iglesias (y IV)

Marcelino sabe que ahora que las expectativas electorales de su partido declinan en toda España, es cuestión de tiempo que el PSOE se replantee el trasvase de agua a Levante: posible, viable, sostenible y no sé si rentable. ¿Y qué hará entonces? Mejor no estar en el escenario.

¿Y los bienes eclesiásticos retenidos en Cataluña?

¿Y la cooficialidad del catalán?

No, decididamente mejor abandonar el escenario.

3.- Larraz ha depositado sobre su mesa las expectativas de financiación -imposible de cuadrar sin una deuda dantesca- del monstruo administrativo que ha creado en estos años para alimentar la voracidad de las clientelas parista y socialista: televisión autonómica, comarcas, policía, institutos autónomos... La mayor parte de las empresas públicas generan pérdidas. Al año que viene, incluso las que hoy son rentables, muy pocas, apenas media docena, entrarán también en pérdidas, y las que son ahora deficitarias al año que viene lo serán mucho más.

¿Y el paro?: angustioso.

Aragón terminará el año 2008 con 9.900 parados más

Él más que nadie conoce sus limitaciones, y sabe que no puede con todo eso.

Entre éstas que señalo está la clave, o quizás sean todas ellas juntas.

PD.: ¿Y qué hará Biel?

.

6 comentarios:

marianico rajoitz dijo...

Ahora deberías revisar muchas de las cosas que has dicho sobre este señor.
En mi opinión, es una decisión que honra a la profesión política y a él mismo.
Muchas de las acusaciones falsas que has vertido sobre él se desmoronan ante esta decisión.
Para que fuesen verdad muchas de tus acusaciones se debería cumplir la condición "sine qua non" de agarrarse al sillón. Algo que afortunadamente para la política no va a suceder.
Pero claro... tú seguro que no lo ves así.

Oroel dijo...

¿Falsas? Dime cuales.

marianico rajoitz dijo...

Todas las que encuadrabas dentro de teorías "cuasi-mafiosas" en lo que denominas "Marcelinato" (como si de un Reino de Taifas eterno se tratara).
Las más graves, las que le acusabas directamente de un complot familiar para beneficiarse supuestamente de las arcas públicas. Algo que por supuesto, ni detallaste, ni demostraste.
Te aseguro que si semejante acusación la dirigen a algunos de mis clientes, inmediatamente denuncio ante un juez y solicito la intervención de tu dirección IP.

Insisto, el abandono del sillón choca frontalmente con la mayoría de tus acusaciones.

Oroel dijo...

A Marianico:

Con todos los respetos, Marianico, pero me parece que eres tan “corto” como dice ser el humorista: no hay nada absolutamente de lo que yo haya publicado que sea mentira, y ni siquiera privado o secreto. Todo lo que publico ha sido obtenido de la prensa. Todo es contrastable, público y publicado. No hay nada confidencial ni falso. Lo único que he hecho es unirlo y exponerlo conjuntamente, reunir las fichas sueltas para que se vea claramente el panorama y la estructura que se ha montado. ¿No se sabe que Carlos Escó y Eva Almunia son marido y mujer? ¿Es mentira? ¿Es secreto? ¿No se sabe lo de los sucesivos puestos de trabajo que ha ocupado Andrés Cuartero, cuñado de Marcelino, y los tenaces esfuerzos de la oposición por conocer las condiciones de su contrato al frente de Zaragoza AV?

Y respecto al resto de mis consideraciones sobre el personaje:

¿Es mentira que no ha recurrido la catalogación como propias de las obras de arte aragonesas por parte de la Generalitat de Cataluña?

¿Es mentira que se formuló en la tribuna de las Cortes la acusación o la sugerencia de que era socio fundador de Omnium Cultural y que nunca lo ha desmentido? Porque puedo mostrar el Diario de Sesiones donde aparece aquella intervención.

¿Es mentira que los diputados socialistas aragoneses en el Congreso de los Diputados votaron a favor de la desaparición de la Reserva Hidráulica para Aragón el mismo día en que aquí votaban a favor y que nunca ha dado cuenta de esa contradicción?. Diarios de Sesiones de una y otra cámara, de nuevo.

¿Es mentira que hay ochocientos consejeros comarcales que cobran por serlo? ¿Alguien conoce sus funciones y el ingente trabajo que realizan? Boletín Oficial de Aragón.

¿Es mentira que hay en la DGA al menos trescientos asesores conceptuados como personal de confianza? Boletín Oficial de Aragón.

¿Es mentira la existencia de no sé cuantas empresas públicas, la mayor parte de ellas deficitarias? Informe del Tribunal de Cuentas.

Como no vas a poder demostrar que yo haya dicho nada que sea falso, porque procuro no mentir, ni que haya hecho alguna afirmación confidencial, privada o secreta, porque no dispongo de información privilegiada, sino de las mismas fuentes de que disfrutan el resto de los ciudadanos, no me vas a poder imputar nada que pudiera justificar esa denuncia que tu sugieres. Habrás de ser más riguroso.

Y si te molesta la verdad, ya sabes… O cambias tus convicciones para acomodarlas a ella, o te tapas los ojos y los oídos para no enterarte. Pero no amenaces, ni siquiera veladamente.

marianico rajoitz dijo...

No me molesta la verdad, me molesta el uso fraudulento y la tergiversación de la misma.
Claro que hay asesores, empresas públicas, consejeros, comarcas y muchas de las cosas que tú citas.
Pero hay pocos, debería haber muchos más por el buen funcionamiento de nuestros pueblos y comarcas. El desarrollo estatutario y la configuración territorial y poblaciional aragonesa así lo demanda.
Si lo que denuncias es eso, debes cambiar de país o volver a dar otro golpe de estado.
Si lo que denuncias es el "enchufismo" te puedo asegurar que la elección de cargos no electos se está realizando desde la más escrupulosa valoración de méritos, algo de lo que no pueden presumir los pésimos gobiernos de Lanzuela y Luisa Fernanda.
Sólo he tenido relaciones profesionales con el consejo comarcal del Somontano. Desconozco la procedencia política o familiar de la personas con las que traté. Impecables profesionales que supieron encontrar la mejor solución para los pueblos de su comarca. Sin eternizarnos en los pasillos del Pignatelli, de tú a tú. Facilísimo.

¿me estás llamando Marianico el corto? Te estás retratando tú solito. Detrás de tu cuidada verborrea se esconde el verdadero Oroel. Además, no soy el "corto", soy tu Mariano, el de Madrí, el que manda...

Para terminar te reto a que salgas de tu lugar de trabajo (público evidentemente po muchas pistas que nos dejas) y contrastes la realidad. La gente "normal" no echa espuma por la boca como tú. No le sube la tensión pensando en que no es el consejero de la comarca de las Cinco Villas (cargo que te gustaría desempeñar a ti, eh... pillín?). La gente disfruta de su tiempo y vive la vida sin complejos, se descojona leyendo blogs como este, y capea como puede una crisis que no, no, no, no ha provocado un tal ZP.
Las acusaciones a lo que tu llamas Marcelinato son graves. Las acusaciones a la estructura organica de Aragón son infantiles. Canciones de cuna para ingenuos que pasen por aquí.

Oroel dijo...

Como primera providencia y ante esa acusación implícita tuya, deberías poder demostrar que yo hago un uso fraudulento de la verdad. Y no creo que puedas.

Tienes por otra parte un concepto muy primario, poco elaborado, muy poco profundo, de la descentralización política y/o administrativa. Haces una afirmaciones peregrinas y axiomáticas: “hay pocos [asesores, empresas públicas…]” sin demostración, sin apenas soporte argumental o muy pobre. ¿Se crean empresas públicas para tener pérdidas? ¿Y de dónde proceden las ganancias de las que pocas que las tienen? Algún día me extenderé sobre el asunto. Hoy no tengo ganas. Dices “el desarrollo estatutario y la configuración territorial y poblacional aragonesa así lo demanda”. ¿Así lo demanda? ¡Por Díos!, sé un poco más riguroso con tus afirmaciones. Ponles, como hago yo, un interrogante y busca respuestas a la pregunta que surge. Tendré que explicarte mucho sobre el coste de lo que pretendes, su sostenibilidad y rentabilidad social, sobre las economías de escala y sobre los límites y matices de la subsidiariedad (soporte conceptual de la descentralización). Pero eso será otro día.

¿Cambiar de país o dar otro golpe de Estado? ¿Otro golpe de Estado? Yo no he dado todavía ninguno. ¿Y cambiar de país? Prefiero argumentar y luchar porque vuelva la cordura a mi país.

Respecto al “enchufismo” no tienes ni idea de lo que hablas. O no tienes datos, o si los tienes los ocultas o prefieres no creerlos. La escrupulosa selección de personal de la que hablas es cualquier cosa menos cierta: esa selección de la que hablas es sencillamente repugnante… como sabe toda la gente que tiene datos de ello. Eso es un auténtico escándalo. ¿Por qué te crees que el Gobierno aragonés se niega a dar los nombres de los empleados en las empresas públicas, por ejemplo?

Respecto a mis supuestos espumarajos o a mis aspiraciones insatisfechas a un cargo de consejero en la comarca de las Cinco Villas, no creo que merezca la pena ni entrar. Y tu opinión sobre las acusaciones que yo pueda formular, y que no sólo yo formulo, es irrelevante. Decir que, por ejemplo, la Asociación para la Defensa de la Función Pública aragonesa con decenas de funcionarios afiliados, hace acusaciones infantiles es una simplificación injusta. Las cosas no son como piensas o como dices. Haces gala de la llamada fe del carbonero, contra toda evidencia. Pero contra eso yo no puedo luchar. No puedo abrirte los ojos, si tú no estás dispuesto a abrirlos. Te gusta que te engañen y vivir engañado. Allá tú. O quizás a ti te resulta rentable.


Número de visitas