lunes, septiembre 29, 2008

Aviso a los lectores de El Periódico de Aragón

Sé que entre los lectores de este blog muchos acceden a través del enlace que acompaña mis intervenciones en los foros de El Periódico de Aragón.

Desde hace unos días un impresentable entra en esos foros haciendo uso de mi apodo, vertiendo opiniones contrarias a las mías, haciendo gala de una ostensible mala educación o emitiendo mensajes absurdos. Evidentemente los nicks o apodos son libres, pero para que no quede duda de su mala fe, acompaña ese apodo con el enlace a mi blog, para que el engaño sea más creíble. Claro, el número de visitantes a mi blog ha crecido. Así es la condición humana: mientras escribo con educación y mesura recibo pocas visitas. Cuando este elemento ha empezado a escribir estupideces y boutades, las visitas han aumentado. Imagino que habrá despertado la curiosidad de más de uno, comprensiblemente. Yo soy más aburrido que él.

Vean qué escribe el cretino:

“Este es un foro libre, y Oroel es un monte del Pirineo.

Por tanto, cualquiera puede usarlo como nick... ¿O es que ahora descubres las reglas de internet?
.
Tus panfletos fascistas pueden representar tu ideología, curiosa para un funcionario que muerde la mano que le da de comer.

Encima te enfadas porque recibes mas visitas y mas personas pueden ver tu calaña...”
.
("Más" visitas y "más" personas. El adverbio "más" es tónico y se escribe con tilde. La mala ortografía que le caracteriza es una forma de distinguir al Oroel suplantador)
.
No sé si Internet tiene o no reglas, pero la decencia y la buena educación es una buena norma de comportamiento en la vida. Y ni la decencia ni la buena educación deberían dejarse en las puertas, cuando se accede a Internet. Además, si Oroel es un nombre público y conocido, ¿por qué lo hace acompañar del enlace a mi blog?

Es evidente lo que piensa de mí y de mis ideas. No le gustan. Pero no es capaz de rebatirlas limpiamente, el impotente, sino sólo boicotearlas. En la vida, fuera de Internet, ¿sería capaz de debatir y comportarse educadamente? ¿Sólo reserva estos comportamientos para Internet, donde, según él, todo vale? ¿O en la vida corriente también sería capaz de comportarse así, de boicotear, amedrentar e insultar?
.
Y fíjense que me llama a mí fascista. Entrañable demócrata mío.
.

8 comentarios:

Mike dijo...

Este tipo de personajes siempre acusa de fascismo a los demás. no deja de ser curioso.

Marianico rajoitz dijo...

Quien las da..., las toma.
Es evidente que tus erróneos postulados políticos se compensan con tu demostrada educación.
Pero Oroel, recapacita sobre lo que tú mismo haces, cómo utilizas internet.
Te lo he dicho alguna vez, frecuentas y utilizas en nido de víboras que la democrática prensa de izquierdas pone a vuestra disposición. Despoticais y ponéis "de vuelta y media" a quien os da la gana. Y además, utilizas (muy hábilmente) el enlace a tu blog.
¿acaso esperas que los que se sienten molestados con vuestros picotazos no os apliquen la misma medicina?
Te doy la razón en lo de las formas, la educación, las tildes, etc... pero... ¿qué esperabas Oroel? ¿cómo osas a apropiarte de tan sagrado nombre?
Como buena víbora, te combaten a garrotazos. Lo cual no me parece bien, pero es lo que te has buscado.

Oroel dijo...

A Marianico:

¿Mis erróneos postulados políticos? ¿Y quién dice que son erróneos? ¿Tú? ¿Y puedes demostrar que son erróneos o simplemente es que no te gustan y no coinciden con los tuyos? Porque si así fuera, como supongo, yo también podría decir lo mismo de los tuyos. Una interesante discusión: tú estás equivocado. No, tú. Pero tú más. No, tú más… O demuestras lo que dices, o al menos lo argumentas, o no hay debate posible.

¿La democrática prensa de izquierdas? No dudo que El Periódico de Aragón sea democrático puesto que acoge con benevolencia mis comentarios, que -qué duda cabe- enriquecen e introducen morbillo a sus foros (a la vista está las respuestas que suscitan algunas de mis intervenciones). Pero, ¿es de izquierdas? Yo no he visto que se postulen o definan así. ¿Puedes decirme donde lo dice o lo proclama? En cualquier caso, quienes deben decidir qué están dispuestos a tolerar son ellos y no tú. Y su nivel de tolerancia es mayor que el tuyo, y bastante próximo al mío, al que yo aplicaría en su caso.

No utilizo hábilmente nada, en contra de lo que sugieres. Solamente opino libremente, argumento y aporto datos (nunca secretos, privados ni confidenciales y nunca -procuro- injuriantes), con la mayor elocuencia de que soy capaz. Y, habrás visto, respetuosamente siempre. Sólo pretendo ser tratado con el mismo respeto. Y si yo argumento una cosa, el que no esté de acuerdo que argumente lo contrario. Hay gente que a veces ha sido capaz de demostrar mis errores… y no pasa nada. Los reconozco y en paz. Pero sin insultar, amenazar ni boicotear nada: aportando datos y argumentos.

Oroel: es un nombre emblemático, pero no sagrado. Y para mí muy querido. Y lo uso porque nadie lo usó antes. Podría haber usado Ebro o Aneto. ¿Son sagrados también? No sacralicemos tanto.

Lo de llamarme víbora y tratarme a garrotazos es una licencia por tu parte que roza la impertinencia. Modérate en tus comentarios. Si yo opino con educación, argumento y aporto datos, no espero otra cosa de quien no esté de acuerdo conmigo. Eso es lo democrático y civilizado.

Pero del tono y contenido de tus argumentos y de tus pulsiones censoras sólo puedo concluir que eres, efectivamente, de izquierdas: liberticida por tanto. Y justificador de la represión y del terrorismo informático. No te gusta, pero lo justificas: me lo he buscado. Sois así.

Carlos56 dijo...

Querido Oroel:

Se trata obviamente de usurpar una identidad para intentar denigrarla. Al parecer es cierto que Internet, como en la guerra y en el amor todo vale, para unos, que para otros está vetado todo.

Así, dado que esto es una democracia, tú puedes opinar lo que quieras, por ejemplo a la hora insultar a los que no son de izquierdas podrás optar libremente por su puñetera madre o por el cornudo de su padre.

Pero si no eres de izquierda, esta particular democracia progresista también te da opciones a) si eres educado te resignas y guardas prudente silencio, b) sino lo eres, pues te jodes y te callas.

Por cierto, haces mal en apropiarte del nombre de Oroel, de la misma forma que hacemos mal en apropiarnos de la bandera de España, esta al parecer no tan sagrada. Te explico. Hechas una averiguaciones, he encontrado que al pié de la Peña nació Bertolo de Ulle . Posiblemente el lugar ha adquirido un carácter que lo convierte en venerado para unos y prohibido para los de siempre… para los que no somos prisa-progresistas.

Admiro tu paciencia, y la de otros, en lo que creo estériles debates con esos pintorescos seres que parecen alimentarse de la contradicción. Un individuo que con una frase dirigida a los funcionarios "que muerde la mano que le da de comer" se cisca en la capacidad crítica de varios millones de españoles, en su independencia y su dignidad profesional, merece, siempre a mi entender, muy pocas réplicas.

Mi admiración y mi respeto. Un abrazo Carlos56.

Oroel dijo...

Mi dilecto amigo Carlos56:

Conozco Ulle, pero no había oído hablar del tal Bertolo. Personajes pintorescos como ese los ha habido en otros pueblos y entre todos reúnen un sinfín de anécdotas, todas ellas de corte parecido.

Pero volviendo a las argumentaciones que comentamos, es curioso que esta gente pretendidamente de izquierdas apelen a la condición “sagrada” de una peña. Y como es “sagrada” no podemos utilizar su nombre ni como inocente apodo (¿?). Nunca dejan de sorprenderme estos de izquierdas.

He hablado con un amigo funcionario, de la Asociación para la Defensa de la Función Pública, que lee asiduamente mi blog y que estaba indignado con esa misma frase que tú señalas, en la que me atribuye la condición de funcionario que “muerde la mano que le da de comer”. Esa persona vive anclada, decía, en el siglo XIX y en el caciquismo más rancio. “Soy funcionario”, decía, “del Estado, transferido a la Comunidad Autónoma y me da de comer el Estado, o el contribuyente, pero no el político de turno. Sólo faltaría”. Decir que a los funcionarios les da de comer el político de turno, Marcelino o Biel, es no entender nada de lo que es y significa un Estado de Derecho, suponer que a todos ellos les ha colocado alguno de estos caciques modernos -que son bien antiguos-, como seguramente sea su caso en algunas de estas nuevas administraciones comarcales donde por lo que se sabe se han colocado los hijos, yernos, nueras y cuñados, y ninguno de ellos por oposición.

Pero con esta gente hay que intentar razonar. Parece una labor titánica, condenada al más estrepitoso fracaso.

Un fuerte abrazo.

Oroel

Conde de Montecristo dijo...

¿Nombre sagrado? Que lástima que este intercambio de mensajes tan entretenido esté salpicado por el debate sobre la utilización o no de la palabra Oroel --es esa una discusión de bajo perfil--. Tener que llegar a estas alturas a defender que cada uno elegimos libremente nuestro apodo, sobrenombre, nick o lo que sea. En fin... Te felicito Oroel, por tu empeño en defender lo que piensas a través de los argumentos.

marianico rajoitz dijo...

carlos 56, venga hombre! me vas a comparar la "bandera del bando nacional" con la peña Oroel. Con la primera puedes hacer lo que te salga de la costura del gayumbo. La segunda está allí para mirarla, ascenderla y disfrutarla. No hay color. Acepto que alguien adopte su nombre como nick, pero no me parece muy acertado.
Respecto a nosotros, los despreciados, haraposos, y confundidísimos progres... opino como tú, no merece la pena la réplica. Sobretodo cuando tus argumentos se basan en estereotipos que, por más que repitais hasta la saciedad, nunca se convertirán en ciertos.

Oroel, tus apariciciones en el Periódico de Aragón no siempre han sido respetuosas. Sólo digo que quien a hierro mata, a hierro muere. No seré yo quien te boicotee tu cruzada contra la izquierda, pero es normal que algún maleducado lo intente.
La metáfora de las víboras y los garrotazos no es más que eso, una metáfora. Creo que se ajusta a la realidad. Una docena de nicks, entre los que tú figuras en el primer puesto de la educación, apedreais sin compasión todo lo que está fuera de vuestras convinciones.
Sigue Oroel, con este trabajo ingente al que te has (o te han) encomendado. Continúa tu labor de afiliado de base, cachorro (no creo que seas muy joven) de la organización de la que formas parte, intenta convencer a la humanidad de que el cuerdo eres tú, y que todos los que pensamos diferente a ti, estamos equivocados. Continúa...porque mientras tanto nos divertimos mucho contigo. Como te dije hace poco... me descojono.

Oroel dijo...

La bandera española actual NO es la bandera del bando vencedor. Es la bandera constitucional española y sigue siendo así desde el año 1785. Sólo cambió sus colores en el breve periodo de la Segunda República, desde el 31 hasta el 36 en toda España y hasta el 39 en el cada vez menor bando republicano. La bandera actual es la bandera tradicional española, por tanto, con más de dos siglos de existencia. España podría volver a ser una república -hay gente de derechas a quienes nos gusta más la república como forma de gobierno- y la bandera debería -a mi juicio- seguir siendo la misma. Porque la bandera representa a la Nación y no a la forma de Estado o de Gobierno.

Hablas de mis estereotipos. ¿Y los tuyos? Para empezar, relacionar nuestra bandera con la del bando vencedor de la guerra ya es un estereotipo contundente. Tienes muchos por lo que veo, y no pequeños.

“Es normal que algún maleducado lo intente”. Algo parecido -mutatis mutandi- se decía de las víctimas de ETA: “Yo no seré quien lo haga, pero es normal que algún terrorista lo intente. No se puede pensar así y esperar que salga gratis…” Por ahí, más o menos, va tu razonamiento. Sólo es cuestión de grado. “Es normal que alguien...” Pues no, no es normal. No debería serlo.

Me alegro que te diviertas conmigo. Ese, y no otro, es el objetivo. De hecho, el día en que yo mismo deje de divertirme, dejaré de escribir.

Respecto al resto de tus conjeturas… no son más que eso: conjeturas. No voy a valorarlas.


Número de visitas