sábado, noviembre 07, 2009

Alakrana

"Cari, atiéndeme que lo que te voy a decir es muy grave, es muy importante. El Gobierno os está mintiendo, no está haciendo caso de la condición primordial que se ha puesto en la mesa de negociación y es la siguiente, que los dos somalíes (detenidos en España) vuelvan a Somalia".

Esa es parte de la
conversación entre uno de los tripulantes del atunero español retenido por unos piratas somalíes a su esposa.

"El Gobierno nos amenaza, nos miente y nos hace chantaje emocional"

“Matarán a los tres desembarcados y nos irán llevando de tres en tres”

"Si en tres días no sueltan a los dos piratas matarán a los tripulantes"

Los tres marineros vuelven al 'Alakrana'

¡Dios mío, si llegara a morir alguno de los rehenes! Serían dignas de oírse entonces las explicaciones del paladín de la Alianza de Civilizaciones. ¿Recuerdan su intervención tras el atentado de la T-4? Mintió entonces. Lo recuerdan, ¿verdad?

“El Gobierno os está mintiendo”. Sí, lleva tiempo haciéndolo. A los familiares del Alakrana y al resto de los españoles. En esto y en muchas más cosas. ¿Se acuerdan de los brotes verdes, cambiando de tema? Pues eso.

Siempre he pensado que Baltasar Garzón es un enfermo de vanidad. Y la vanidad afecta gravemente a la inteligencia, y si no la afecta, hace perder al menos la objetividad y trastoca el orden de prioridades. Como el amor, como el odio, como la ambición... Satisfacer la vanidad se convierte en el primer objetivo del vanidoso: salir en los papeles, que se hable de uno, estar en el candelabro, que los focos le iluminen… Y en el caso de un juez o simplemente de una persona ecuánime y razonable, ¿hacer justicia? ¿facilitar, por encima de cualquier consideración la liberación de unos rehenes?

¿Cuánto ha costado el traslado de los dos somalíes a España? ¿Cuánto costará su retorno cuando se ceda a las exigencias de los piratas? ¿Cómo es que alguien tan pretendidamente inteligente -y en realidad todo lo contrario- como Garzón no supo prever lo que a cualquiera se le ocurría tras un minuto de reflexión, como era que los piratas exigirían como condición irrenunciable la liberación de sus compañeros?

Pues bien, en el caso del secuestro del Alakrana se han visto unidos el gobierno más inepto que haya tenido España en los más de treinta años de democracia y el juez más vanidoso, y por ello mismo estúpido, del que se tenga constancia escrita.


Y así todo: el Gobierno os (nos) está mintiendo.
...

2 comentarios:

Carlos56 dijo...

Estimado Oroel:

Mal asunto este para un gobierno. Peor para el nuestro que, haga lo que haga, incurrirá en contradicción con anteriores actitudes o declaraciones.

Quién negoció políticamente con ETA y ya pagó precio económico a otros piratas, ¿cómo no lo va a hacer ahora? Y si paga… ¿no será acusado de financiar el bandolerismo y poner en peligro a todos los españoles, pues nos convierte en objetivos de otros extorsionistas?

¿Cómo va a dar la orden de intervenir militarmente quién se mofó y cachondeó de la restitución de Perejil? ¿Asumirán la muerte de los piratas, que por el momento no han matado a ningún marinero, los del eslogan de soldados para la paz, que “prefieren morir antes que matar” ? ¿Asumirá la posible muerte de algún marinero quién dé la orden de intervenir? No creo que quede un militar español que acepte la orden sino es por escrito ¿quién la firmará?

Hay pocas cosas más reconfortantes que observar la sabiduría de ciertos proverbios: “quién a hierro mata a hierro muere”. Asumieron la victoria electoral tras el asesinato de dos centenares de españoles y bajo la consigna de “Los ciudadanos españoles se merecen un gobierno que no les mienta, un gobierno que les diga siempre la verdad”… y pasarán a la historia como el gobierno que siempre que pudo mintió y que incluso diciendo la verdad engañó.

Respecto a Garzón… En mi opinión el problema ya no es él. El problema ya es la judicatura española.

Un abrazo. Carlos56.

Anónimo dijo...

El diario ABC acaba de publicar que los tres tripulantes del Alakrana NO HAN VUELTO AL BARCO.

Esto demuestra que nadie del Gobierno español tiene la más remota idea de lo que ocurre en ninguno de los cuatro frentes abiertos que dijo la Ministra de Defensa. No hablo por el momento de "mentiras". Hablaré de "desconocimiento" y seré más benévolo que ellos.

Hay que reconocerles a los piratas que la estrategia tiene visos de macabra eficacia. Si sacan a tres españoles del barco se imposibilita un ataque por parte de los marines.

Me da mucha pena, pero considero imposible jurídicamente hablando soltar a los dos piratas que nunca debimos traer a España. Me aventuro a decir que nunca debimos saber de ellos y debieron permanecer en la fragata. Cualquier idiota sabía que iban a formar parte del rescate solicitado.

Veremos como acaba esto.


Número de visitas