martes, marzo 31, 2009

Los directivos de Caja Castilla-La Mancha

Este es Hernández Moltó, el que interrogó tan acremente a Mariano Rubio:

“Míreme a los ojos”.

Pero de eso han pasado ya muchos años. Fue en 1994. Habrá muchos que no lo recuerden.

Hay quien dice que la entidad financiera recientemente intervenida por el Banco de España, ha sido objeto de una campaña de desprestigio que ha hecho disminuir drásticamente sus reservas. Otros atribuyen la situación a una pésima gestión. En cualquier caso, la Caja es una creación socialista, y socialista ha sido su gestión desde su nacimiento.

¿Pero son realmente socialistas sus directivos? ¿Es socialista Hernández Moltó? Voy a acabar creyendo que el gusto por el lujo y la rapiña de los fondos públicos es un rasgo típicamente socialista. Aunque yo siempre había creído que el socialismo era algo distinto. Pero sí, reconozco, que estas conductas parecen ya la marca de la casa del socialismo.

Veamos:

La retribución de la alta dirección de CCM casi se duplicó en sólo tres años

¿Cuántos empleados por cuenta ajena han experimentado incrementos retributivos de ese nivel en los últimos años?

Moltó dejó de publicar su sueldo en 2007 tras subírselo a casi el doble ese año. Debía sentir algún tipo de pudor, supongo.


.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece que hay un detalle que no tiene en cuenta y es que en el Consejo de Administración de la CCM hay personas del PP, sindicatos y Asaja (¿...?) además del Psoe. Por lo tanto, nadie esta libre de culpa, aunque sin duda la mayor responsabilidad es del PSOE.

Oroel dijo...

Cierto, cierto...

La presencia de la oposición en los consejos de administración de las Cajas les otorga la condición de cómplices, aunque sea con su silencio.

Sorprendente la presencia de sindicatos y en particular de ASAJA. Otros cómplices.

Carlos56 dijo...

Creía que los representantes del PP habían denunciado la situación y que llegaron a presentar su dimisión como muestra de su total desacuerdo con al administración de la entidad. ¿Estoy equivocado?
Un abrazo. Carlos56.

Oroel dijo...

Apreciado Carlos56:

Hace tiempo tuve ocasión de conocer los nombramientos de diversas personas por parte de los partidos políticos aragoneses a las dos principales entidades financieras de esta región. Debo reconocer que me escandalizó el perfil de muchos de ellos, de los partidos gobernantes y de la oposición. Desde luego, no fueron en absoluto los criterios profesionales, técnicos o de capacitación los que primaron, o si así fue, se eligió empezando por la cola en muchos casos. Escandaloso, ya digo. Y la oposición aragonesa participó de ese escándalo sin rebozo alguno, hasta la ingle.

La supervisión que puedan hacer buena parte de esas personas es prácticamente nula. No entraré en más valoraciones porque podría resultar ofensivo. La participación en los órganos de dirección de las cajas no es, en esas condiciones, un ejercicio de responsabilidad o de colaboración, sino de complicidad.

Respecto a la renuncia de los consejeros de la Caja de Castilla-La Mancha, por lo que he podido leer, se produjo ante la falta de información sobre el intento de fusión o absorción por Unicaja, pero al parecer ellos mismos aprobaron en su momento los proyectos, al parecer descabellados o imprudentes, que han precipitado la actual situación.

Tampoco ha trascendido en Aragón que los consejeros de la oposición se hayan opuesto a ninguna de las inversiones “políticas” a las que se ha obligado a las entidades aragonesas, como adquirir, no sé sabe con qué finalidad, salvo lavar las cuentas, algunos de los edificios emblemáticos de la Expo.

Te recomiendo vivamente el artículo de Expansión: el modelo de las cajas está desnudo.

http://www.expansion.com/2009/03/31/opinion/llave-online/1238525163.html

No me gusta la participación de los partidos políticos en la gestión de las cajas, y mucho menos la de la oposición. Se hace política en las cajas, pero la oposición en ellas deja de ejercer como tal. Un mal modelo. Pésimo.

Rafael del Barco Carreras dijo...

CAJA CASTILLA LA MANCHA

VERSUS BANCO GARRIGA NOGUÉS.



Rafael del Barco Carreras



Me he propuesto comparar vidas y milagros entre pares, antiguos y nuevos. Pero me desbordan las cifras, y al paso iniciado, los casos. Parecido guión y filosofía. Si Javier de la Rosa invierte la mitad del pasivo del banco en Tierras de Almería SA, 53.000 millones de pesetas de los primeros 80, ¡se podía comprar TODA ALMERÍA!, y el resto entre unos cuatro quebrados empresarios, la Caja Castilla lo hace en el aeropuerto de Ciudad Real, repitiendo lo de los pocos amiguetes, tan aparentemente quebrados como los de De la Rosa. “¡Sevicia contra el banco!” gritó el “hombre” del Banco de España en Banesto, López de Letona, “de juzgado de guardia”. Lo de “sevicia” se traduce por “atraco desde dentro”.

Básicamente esas cifras son falsas, un saco sin fondo donde cargar robos y fracasos. La única verdad es que así están reflejadas en balance. En si mismas van más allá de un simple fracaso financiero o irregularidad administrativa, que en principio el Banco de España ni corrige ni menos “interviene” a tiempo. Ya en el Instituto Bancario nos enseñaban por los 60 la reglamentación del Banco de España imponiendo el tope máximo de inversión en una persona o grupo empresarial en máximo del 5% del CAPITAL Y RESERVAS DE LA ENTIDAD. En teoría ninguna quiebra afectaría ni el capital del banco ni menos el dinero de sus impositores. Y es evidente que el Banco de España a través de su Central de Riesgos conocía las inversiones de esa y todas las cajas.

Leer en tres páginas de un libro lo sucedido en ese Banco hace unos 25 años y comparar, no solo puede ser una distracción, es la evidencia que el Sistema Financiero Español no ha corregido sus errores, ni con el poder absoluto regulador e inspector del Banco de España ni menos por la regulación de la Bolsa por el CNMV. Los directivos, parecido a si uno de sus empleados de caja robara los ingresos, saquean impunemente las instituciones. En el Aeropuerto de Ciudad Real, donde si leemos las primeras noticias se invierten 400 millones de euros por el 25% del capital de la sociedad anónima creada para el proyecto, el resto, dicen, es financiado por la Caja en dos vertientes; las obras, certificaciones, y el porcentaje en acciones de los cuatro amiguetes. Resumiendo, si se gana, ¿¿??, las acciones suben o se hacen subir, en teoría se paga el crédito y el grupito “contento”, y si se pierde, paga la CAJA. ¿Cómo se seleccionan los amigos para esos negocios donde nadie invierte un duro? Un interesante “concurso-oposición”.

La traca final. Tenemos al igual que entonces, y ahora en todas las comprometidas y problemáticas inversiones, UNOS ÁRABES comprando, pero cuando preguntan al ÁRABE… no sabe ni donde está CIUDAD REAL. España y sus “genios financieros” son tan conocidos en toda la Península y alrededores del Oriente Medio que seguro corren chistes sobre invertir en ese país de chorizos… donde no solo no cortan la mano a los ladrones ¡qué salvajada!... es que ni entran en prisión.

Y otra similitud, si nadie fue detenido por el Banco Garriga Nogués, por el momento no existen ni rumores de que lo vayan a ser los de la CAJA CASTILLA LA MANCHA. ¿Cuánto reparto y connivencias son necesarias para no ordenar a la Fiscalía y Policía intervenir? Si se detuviera a alguien se destaparía el tarro de las esencias, como ha sucedido en el caso de los macroprostíbulos Riviera-Saratoga, y sucede en general en cualquier caso penal. Y el Estado seguirá pagando… porque en definitiva el desmadre es el propio Estado.

Ver en www.lagrancorrupcion.com y www.lagrancorrupcion.blogspot.com


Número de visitas