sábado, marzo 13, 2010

6º aniversario del 11-M


Estos días se ha cumplido el 6º aniversario del mayor atentado terrorista cometido en Europa. Y se ha cumplido con la convicción, cada día más extendida, de que todo lo que se nos ha contado, de que todo lo que se juzgó y concluyó en el juicio es falso.


He obtenido del blog de Checho la portada del diario El País del día 1 de marzo de 2004, es decir, diez días antes de que tuviera lugar aquel terrible atentado. Y todavía hay quien se extraña de que el Gobierno, muchos políticos (entre ellos el propio Ibarreche) y la mayor parte de la sociedad pensara que había sido ETA.

Les invito a leer estas líneas del artículo de Jaime del Burgo publicado en El Mundo el 20 de mayo de 2009: 

A las 12.00 horas del 11 de marzo de 2004, la cúpula policial se reunió en la sede del Ministerio del Interior, bajo la presidencia de Ignacio Astarloa, secretario de Estado de Seguridad, para hacer un análisis de la situación creada por el terrible atentado y evaluar los datos existentes sobre la autoría del mismo. Los responsables policiales informaron de que todo apuntaba a ETA. Se trataba de una deducción basada en los antecedentes: la desarticulación en el año 2002 de la llamada caravana de la muerte, cargada con 1.700 kilos de explosivos para atentar contra la Torre Picasso de Madrid; el intento, también frustrado por la Policía, de hacer volar dos trenes en la estación de Chamartín el 24 de diciembre de 2003; la colocación fallida de 12 artefactos explosivos en la estación invernal de Baqueira-Beret durante la Navidad de 2003, y, sobre todo, el más reciente, la mortífera furgoneta-bomba intervenida 10 días antes, con 536 kilos de explosivos en la localidad de Cañaveras, que demostraba la voluntad de la banda terrorista de producir un sobrecogedor atentado en Madrid.

En torno a las 12.30, y a punto de concluir la reunión, se produjo otro hecho de especial relevancia. El subdirector general de la Policía, Pedro Díez-Pintado, recibió una llamada del comisario general de Seguridad Ciudadana. Todos los presentes pudieron escuchar cómo Díez-Pintado repetía la información que le facilitaba Santiago Cuadro sobre el explosivo utilizado por los terroristas: «Titadyn con cordón detonante». Verde y con asas. Era ETA. En 1999, los etarras habían asaltado un polvorín en Francia y se llevaron varios miles de kilos de dinamita de esa marca francesa. Desde entonces no habían hecho uso de la Goma 2 española (Cuadro negó más tarde ante la Comisión de Investigación del Congreso haber pronunciado la palabra Titadyn).

Pueden leer el artículo completo en el siguiente enlace: ¿Y si nos hubieran dicho que era Tytadin?

Hubo gente que mintió en el juicio. ¿Por qué mintieron? ¿Tenían algún interés que defender? ¿Recibieron órdenes?

¿Por qué se incumplió el protocolo de recogida y análisis de explosivos?

¿Cómo es posible que se destruyeran los trenes, en lugar de conservarlos como ordena la Ley de Enjuiciamiento criminal? Porque tampoco se sabe quién dio la orden de destruir los trenes.

Hoy sabemos que la versión oficial se construyó con los objetos encontrados en una furgoneta que apareció en Alcalá de Henares y con una mochila-bomba que apareció sin estallar 18 horas después de la masacre.

La furgoneta de Alcalá fue inspeccionada en la mañana del 11-M por dos perros distintos, sin que detectaran ningún rastro de explosivo. Sin embargo, al ser llevada a dependencias policiales, apareció en la furgoneta un resto de dinamita Goma2-ECO.

La mochila-bomba apareció también en dependencias policiales, concretamente en la comisaría de Puente de Vallecas.

Es decir, las dos pruebas fundamentales del caso no aparecieron en los escenarios del crimen, sino en sendas comisarías, sin que exista ninguna evidencia de que procedían de los trenes o estaban relacionadas con lo que estalló en los trenes. Dos pruebas que se sabe que eran falsas y manipuladas, y que en el juicio -una auténtica y repugnante farsa- se dieron por buenas.





Hay dos cosas que me preocupan especialmente:

1.- Que hoy se sabe que las pruebas fueron manipuladas, que las conclusiones del juicio se basaron en ellas, y que esa manipulación no estaba al alcance de los terroristas.

2.- Que ni los partidos políticos, ¿tampoco el PP?, ni la sociedad española reacciona ante la evidencia de que aquello fue una inmensa manipulación, de la que el único beneficiado fue el PSOE.

.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Este tema me asusta. Y mucho. No soy capaz de entender que es lo que se oculta tras este atentado. Y me desasosiega, del mismo modo, que nadie lo quiera esclarecer. Yo todavía guardo los ejemplares de "El Mundo" y "El País" del 12 de marzo de aquel año. Aquel era el día en el que España iba a cambiar. Para siempre.

Checho dijo...

En esa portada, además, se lee en la columna de al lado que Zapatero pide al PP que no utilice al terrorismo con uso electoral...

Cómo cambian las perspectivas con el paso del tiempo ¿No?

Saludos desde Jaca y gracias por citarme.


Número de visitas