jueves, marzo 31, 2011

Fisioterapeuta jugando al golf

Dos mujeres estaban jugando al golf cuando vieron con horror como la pelota que acababa de golpear una de ellas se dirigía directamente hacia unos hombres que jugaban en el siguiente hoyo. La pelota alcanzó a uno de ellos, quien de inmediato y dando un grito angustioso juntó ambas manos en su entrepierna y cayó al suelo rodando y gimiendo lastimosamente.

Las mujeres corrieron hasta donde estaba el hombre. La que había lanzado la pelota, sintiéndose culpable, dijo: "Por favor, déjeme ayudarlo ...Soy fisioterapeuta y sé como quitarle el dolor... por supuesto, si usted me lo permite..."

¡¡¡Aaayyy, aaayyy, auuuu, noooo...!!!. Estaré bien..., estaré bien... El dolor se me pasará en unos minutos", contestó el hombre entre gemidos de dolor, mientras permanecía en posición fetal, tirado en el césped y con las manos en su entrepierna.

Pero la mujer insistió tanto que finalmente el hombre le permitió ayudarlo.

Entonces la mujer gentilmente le separó las manos, lo tumbó boca arriba y tras desabrocharle los botones del pantalón, le metió la mano y comenzó a masajearle suavemente y con evidentes conocimientos técnicos toda la zona genital. Al poco rato comprobó con satisfacción que se estaba produciendo la razonable reacción fisiológica, pero sorprendentemente el hombre seguía gimiendo, aunque tal vez con diferente entonación.

”¿Se siente bien?" le preguntó al cabo de un rato la mujer, sin detener la maniobra que tan eficaces resultados estaba notando.

"¡Uuufff!, ¡Me siento estupendamente!, ¡Uuuuffff!", contestó el hombre jadeando, "pero la mano me sigue doliendo igual que antes...”
.

Arrasan en Youtube

Alta traición

Esto escribía El País estos días pasados: “Tres meses después del atentado de Barajas en 2006 el Gobierno reanudó en secreto los contactos con ETA y pidió a la banda absoluta discreción sobre los mismos.”

Y esto dice el artículo 102 de la Constitución española:

1. La responsabilidad criminal del Presidente y los demás miembros del Gobierno será exigible, en su caso, ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

2. Si la acusación fuere por traición o por cualquier delito contra la seguridad del Estado en el ejercicio de sus funciones, sólo podrá ser planteada por iniciativa de la cuarta parte de los miembros del Congreso, y con la aprobación de la mayoría absoluta del mismo.

3. La prerrogativa real de gracia no será aplicable a ninguno de los supuestos del presente artículo.

Recordemos las palabras de Zapatero y de Rubalcaba:



En cualquier otro país europeo, las revelaciones que estos días están apareciendo en la prensa y especialmente la escalofriante trascripción de las actas incautadas a la banda terrorista ETA ya hubieran provocado la dimisión del Gobierno, el procesamiento de alguno de sus ministros o quizás incluso el de su presidente y la convocatoria de elecciones anticipadas. Resulta desalentador que en España seamos capaces de convivir con la infamia con tanta naturalidad. Parecemos cerdos acostumbrados a hozar y revolcarnos en el estiércol. Y más desalentador resulta que alguien que se considere español pueda votar a quienes han traicionado a la Patria y pactado con sus enemigos.

Pocas imágenes del lamentabilísimo gobierno de Zapatero me provocan un regusto tan amargo como el recuerdo de la liberación de De Juana Chaos. Esa es una decisión del Gobierno que yo nunca jamás les perdonaré, aunque se consiguiera la rendición y disolución de ETA. Lo siento, no puedo. Y no quiero que pierdan el Gobierno por ello: quiero que se les procese.

Sólo espero y deseo que Zapatero no pueda disfrutar del chalet que se está construyendo en Léon. Y que en el alojamiento que realmente se merece le acompañe Rubalcaba.
.

martes, marzo 29, 2011

¿Quién manda en España?

Al perro que tiene dinero se le llama señor perro. Proverbio árabe.

Botín le ha pedido a Zapatero que agote la legislatura y se ha alborotado el gallinero. Pero tampoco hay que magnificar ese apoyo. A la Moncloa acudieron cuarenta empresarios (más o menos). Sólo cuatro se pronunciaron a favor de la continuidad de Zapatero. El resto, educadamente, prudentemente, callaron.


Botín, D. Emilio, es uno de los hombres más ricos de España, y posiblemente, por ello mismo, uno de los más poderosos. Con poder del de verdad. Con Poder con mayúsculas. ¿Se habrá vuelto de izquierdas D. Emilio? ¿Se habrá vuelto de derechas Zapatero? ¿Con una situación económica que ha concluido con casi cinco millones de parados y con una deuda creciente, le interesa a Emilio Botín, quizás para la buena marcha de sus negocios, que continúe Zapatero? Tal parece que es así, puesto que se lo ha pedido expresamente. ¿Pero les interesa al resto de los españoles?

Cabe hacer varias lecturas. Una, la más sospechosa, es la que relaciona los favores hechos por Botín a Garzón. Una extraña connivencia que puede tener que ver con los procesos judiciales en los que se ha visto envuelto el personaje -Botín-y en los que ha podido intervenir el Gobierno, con presiones o gestiones más o menos discretas por persona interpuesta -Garzón-.


Y otra, para mí la más obvia y que coincide, creo, con la percepción que tenemos una mayoría de españoles, de que Zapatero, aún siendo un reconocido inútil, cuenta con la indulgencia de los sindicatos, por lo que será hoy día el único que podrá abordar las reformas precisas, sin mucha credibilidad, pero con ciertas garantías de paz social. Que conste que esas garantías no las ofrece él por su solvencia, pues no tiene ninguna, sino que se la otorgan esos sindicatos apesebrados y vendidos por un plato de subvenciones.

Hoy en día es el único argumento que aconseja el agotamiento de la legislatura.

Todos los demás argumentos aconsejan su inmediata conclusión: aún a riesgo de tener que asumir la movilización de unos sindicatos constituidos en repugnantes agitadores partidistas, fieles al peronismo pseudosocialista y traidores a los trabajadores, cuanto antes nos libremos de Zapatero será mejor para todos.

Diga D. Emilio lo que diga.

(La esencia de la democracia es “un hombre, un voto”, aunque ese hombre sea Botín.)
.

lunes, marzo 28, 2011

Payaso

Sin ti no soy nada
.


Observen qué gracioso está Rubalcaba en el vídeo que sigue:
.

Pero observen también que sigue sin contestar a nada de lo que se le pregunta sobre el caso Faisán. Hace chistes, trata de desacreditar al diputado que le interpela... pero no contesta. No puede. Sabe que si contesta puede ser -y seguramente lo será- acusado de mentir. Porque si no mintiera, si contara la verdad, su carrera política habría acabado en ese mismo momento y, muy posiblemente, habría ofrecido argumentos más que suficientes para ser procesado. O sea que no puede contestar. Y disimula haciéndose el gracioso.


Está muy gracioso Rubalcaba acusando al diputado Gil Lázaro de propagar infamias contra él, pero sin dar ni una sola explicación de por qué son infamias esas preguntas o contestar a una sola de las cuestiones que se le preguntan.

Pero haciendo el payaso o haciendo gracietas no desacredita a Gil Lázaro. Haciendo el payaso sólo se desacredita él, aunque sus compañeros lancen risotadas de apoyo.

El dato relevante -el único dato relevante- es que Rubalcaba no contesta. Sabe todo de todos, cree, pero se acaba a dar cuenta de que todos los demás sabemos ya demasiadas cosas sobre él.




Seguramente está acojonado. Tiene razones para estarlo.
.

domingo, marzo 27, 2011

Obsolescencia programada

El vídeo dura más de cincuenta minutos pero es interesantísmo. Les recomiendo que tengan un poco de paciencia y lo vean.


No creo en la “Conspiración Universal”, pero parece que la gente sí que conspira.

Y dirigen y condicionan nuestras vidas con sus conspiraciones.

Maldita sea.
.

Tennis girl

.
Se vendieron cientos de miles de copias de esa foto aunque la muchacha que posó inadvertidamente para ella no cobró nada.

Se trata de Fiona Butler, cuyo apellido de casada es Walker.

La foto se tomó en la Universidad de Birmingham en el año 1976, cuando Fiona tenía 18 años.

Martin Elliot, el fotógrafo y su novio entonces, murió el año pasado víctima de un cáncer.

Es una gran foto, muy bella y, obviamente, muy sexy. Me gusta.
.

sábado, marzo 26, 2011

Dumping social

Cuando importamos calzado (o muchas otras manufacturas del Tercer Mundo) estamos importando las condiciones laborales en que se producen, que más temprano que tarde se extenderán a nuestros países. O eso o el paro.

Dumping en su acepción original venía a significar “discriminación de precios”, es decir, venta de un producto a diferentes precios dependiendo del mercado al que se dirige, pero pronto se desvirtuó para referirlo exclusivamente a la exportación a precios inferiores a los del propio mercado interior e incluso por debajo de los costes de producción. Con el tiempo es esta última acepción la que se ha popularizado, considerándose una práctica abusiva tendente a hundir las ventas de la competencia para provocar su quiebra y conseguir luego una posición monopolística y dominante del mercado.

Existe otro dumping al que se apellida “social”, consistente en la bajada de precios mediante una efectiva reducción de costes, especialmente los laborales, deslocalizando la producción y estableciendo las factorías en países del Tercer Mundo con condiciones laborales penosas y carentes de una normativa de protección social homologable a la de los países desarrollados. Se produce con costes tercermundistas y se vende a precios de lujo en el Primer Mundo. El margen de beneficio es enorme.

Durante mucho tiempo se ha aceptado la exportación de alimentos y materias primas a bajos precios desde el Tercer Mundo sin apenas oposición -o sólo la de los directamente afectados: agricultores y ganaderos- con el ingenuo argumento de que ese comercio era la única fuente de divisas de que disponían esos países. Se ignoraban, hipócritamente, las condiciones en que se producían y se aceptaba el sacrificio de los agricultores y ganaderos del Primer Mundo ante esa competencia desleal. Hemos conseguido así una alimentación de calidad y a precios perfectamente asumibles, cada vez más bajos en relación al poder adquisitivo, siempre creciente.

Pero la industrialización de muchos de esos países ha extendido los efectos y la preocupación del dumping social a otros sectores de la población trabajadora, a la ocupada en la industria manufacturera: textiles, calzado, electrónica de consumo…, que es mucho más abundante que la mano de obra agrícola.

Las fábricas de calzado españolas, pero no sólo ellas, han debido ir cerrando y ajustando sus plantillas.

Vean qué calzado de lujo estamos importando:
.

Y vean en qué condiciones se produce:
.
.
Este es el producto finalizado, precioso, tan barato de producir:
.
.
Esta empresa tiene su sede social en la ciudad de Ho Chi Minh aunque tiene numerosas fábricas y talleres en la India. Esta de las fotografías se encuentra en la ciudad de Bombay.

Esas son las condiciones de las instalaciones. Ahora extrapolen esas condiciones a los horarios, seguros sociales y salarios. ¿Querrían ustedes que sus hijos tuvieran que trabajar así?

En el mundo actual no existen los mercados estancos. Si compramos mercancías sin querer enterarnos de las condiciones en que se producen, nosotros mismos o nuestros hijos acabaremos trabajando en esas mismas condiciones.
.

martes, marzo 22, 2011

El epítome

Hablaba yo estos días pasados del descaro de la izquierda española, de ese supuesto plus de legitimidad del que se cree investida, de ese sectarismo que exhibe sin complejos, con auténtica desvergüenza...

Bien, hoy Hermann Tertsch hace en ABC el resumen prefecto:

Adios al rodillo de las ideas

Todo indica que en España hemos entrado en un final de ciclo que va más allá de la previsible derrota del presidente Rodríguez Zapatero en las próximas elecciones generales. Las dos legislaturas de «largocaballerismo new age» que ha sido un intento de sustituir a nuestra democracia de la Transición, la Reconciliación Nacional y la Constitución del 78 por un nuevo régimen de «socialismo avanzado» que buscara y lograra en nombre de un nuevo Frente Popular la revancha por la derrota en la Guerra Civil, se agotan sin que los artífices de ese venenoso proyecto hayan logrado sus objetivos. Es una buena noticia. Triste es, sin embargo, la certeza de que su fracaso no se deberá a la capacidad de resistencia de la democracia integradora, ni a la autodefensa de una sociedad abierta con músculo democrático para hacer frente a planes sectarios de experimentación e ingeniería social, ni a la vigencia de valores y principios que movilizar y hacer valer frente al rodillo igualitarista, materialista y estatista. Su fracaso se deberá a la catástrofe económica en la que nos ha sumido la desastrosa gestión que los responsables de ese proyecto han hecho de la muy grave crisis económica. Los españoles van a acabar previsiblemente con el experimento del «zapaterismo» porque le echan —con razón— la culpa de que la crisis en España sea infinitamente más grave que en otros países por culpa de su gestión. No como responsable del intento de fundar un régimen sin alternancia política y un inmutable papel dirigente del Frente Popular. Que asumiera la II República como única fuente de legitimidad, convirtiendo transición y reconciliación en «errores transitorios» y la Constitución del 78 en papel mojado. Ese proyecto —definido por el espíritu del «Pacto del Tinell»— debía dejar a la derecha definitivamente marginada de la toma de decisiones y convertida en poco más que un partido satélite, desposeída de legitimidad por su estigma de heredera del franquismo.

Como a Al Capone, la condena —en las urnas— se producirá por una cuestión de dineros. De haberles tocado el bolsillo y muy gravemente a los españoles. No por los delitos capitales del proyecto de subvertir la democracia y crear un régimen según el imaginario de la izquierda de los años treinta, apenas modernizada por sus aditamentos también totalitarios del lenguaje de corrección política. Es de temer que los artífices de este gran disparate histórico no se sientan desautorizados sino víctimas de una fatalidad histórica. Y dispuestos a nuevo intento. Si prevalecen estos fundamentalistas sectarios y no resurge una corriente socialdemócrata homologable a la europea, sin veleidades utópicas ni pretensiones de experimentación social, España se enfrentará a una permanente agitación social. A la espera de un nuevo gobierno izquierdista que lleve a cabo el proyecto ahora fracasado. La esperanza de que esto no ocurra y España retome un camino de prosperidad y paz social radica en una renovación de la izquierda. Y en una activación de la batalla de las ideas con la pluralidad hasta ahora maniatada por el rodillo de la maquinaria de intoxicación y manipulación mediática y cultural de la izquierda. Paradójicamente esta pluralidad se ha activado bajo el zapaterismo. Como reacción a tanto desmán. Y no en la oposición, sino en la sociedad civil y mediática. La supremacía total de la izquierda en medios y cultura se ha quebrado. Se acabó el rodillo de las ideas. Y el reino de la impostura cultural y democrática izquierdista. De ahí su pánico. Con Zapatero se hunden la mentirosa supremacía moral de la izquierda y su hegemonía cultural de la izquierda. Este naufragio es su mejor legado.

Hablaba yo del “plus de legitimidad”. Tertsch lo llama “supremacía moral”. Llámesele como se llame, es inexistente. Precisamente la izquierda española -especialmente la española- no puede presumir ni dar lecciones de absolutamente nada.

La izquierda española, y en mayor medida el pretendido socialismo, ha demostrado a lo largo de los años su sectarismo, más que acreditado con la resurrección del espíritu frentista de la II República, su ausencia de convicciones democráticas y su afán excluyente de la mitad de la población con su pacto del Tinell, su hipocresía, su falta de honradez, su espíritu mendaz...

Pero, como Hermann Tertsch, me quejo de que haya sido la sociedad civil y mediática la que haya reaccionado y no la derecha política.

Porque si la derecha renuncia a la defensa de sus ideas y se centra sólo en la gestión económica, solucionará, en el mejor de los casos, los problemas y dejará listo el campo para que la izquierda sectaria, corrupta, antidemocrática y mendaz que hemos conocido vuelva a gobernar sin regenerarse, sin arrepentimiento, sin contrición ni propósito de la enmienda.

.

lunes, marzo 21, 2011

El descaro de la izquierda

.
Son los complejos de la derecha los que alimentan el descaro de la izquierda.

Me han leído decir que la izquierda de este país, Hispanistán, cree gozar de un plus de legitimidad que le niega a la derecha. Y teniendo más legitimidad, como cree tener, puede hacer cosas que serían intolerables en la derecha, que ellos mismos no toleran a la derecha ni ésta, mucho más decente y democrática, ni se permite.

Pero yo les niego, por supuesto, esa legitimidad. Tienen la que la Constitución y las leyes les reconocen, pero ni un gramo más.

Vean qué magnífico ejemplo de descaro, llevado a extremos de auténtica desvergüenza.

La Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza, en adelante FABZ, engloba a 42 asociaciones de barrios y vecinos de la ciudad de Zaragoza y aunque no he podido hallar en su página web ninguna referencia a su ideario político, si es que lo tiene, o alguna mención a su independencia ideológica o, por el contrario, su vinculación partidista, todo parece indicar que no se trata de un órgano de participación vecinal sino de un instrumento de agitación y movilización de los partidos de izquierdas, al servicio de su estrategia.

Un amigo que trabaja de forma voluntaria en una de esas 42 asociaciones ha tenido la amabilidad de enviarme cuatro correos electrónicos que les han remitido desde la FABZ. 

El primero de ellos traslada el Manifiesto de protesta del Movimiento hacia un Estado Laico por la celebración conjunta del Ayuntamiento de Zaragoza, del Arzobispado y del Cabildo metropolitano, con asistencia de la Infanta Cristina, de las inauguraciones del Museo Diocesano de Zaragoza y las restauraciones de dos torres y dos capillas en El Pilar.

El segundo traslada el escrito de apoyo de la Asociación en Defensa del Hospital Severo Ochoa (ADHSO) al doctor Montes, que se hizo famoso por una supuestas sedaciones irregulares, que según un dictamen del Colegio de Médicos se consideraron “mala praxis”. No profundizaré aquí sobre la consideración moral de esas malas prácticas. Me interesa aquí el apoyo de la FABZ ofreciéndose como cauce para esa defensa del mencionado doctor.

El tercero traslada el anuncio de una jornada de Comisiones Obreras sobre el Presente y futuro del Sindicalismo de Clase

Y el cuarto traslada el anuncio de una charla sobre el Copago sanitario y la privatización de la sanidad organizado por la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad y divulgada por Kaos en la Red, de clara adscripción ideológica a la extrema izquierda.

Esta es la información que difunde la FABZ a las organizaciones y asociaciones de vecino y barrios que se integran en ella.

¿Creen ustedes que la FABZ es ideológicamente neutral? ¿Ha hecho alguna vez pública declaración de sus principios ideológicos o evita explicitarlos? ¿Somete a la consideración de sus entidades asociadas su posición ideológica en todos estos temas o, por el contrario, se arroga una representación que no tiene en temas claramente ajenos a las inquietudes vecinales zaragozanas? ¿Tendría cabida en ella una asociación de vecinos que se declarara ideológicamente de derechas?

Y lo más importante, ¿qué ingresos tiene la FABZ y de dónde proceden?
.

domingo, marzo 20, 2011

Malditos sectarios

.
"La tragedia del siglo XX ha sido no haber podido comenzar experimentando las teorías de Karl Marx con ratas." Stanisław Lem

Valdespartera es un barrio de Zaragoza de nueva creación, que la carestía de la vivienda de estos últimos años ha obligado a desarrollar mientras en la ciudad consolidada se acumulan por decenas los solares vacíos, que ahora, con la crisis, quedarán desocupados durante algunos decenios más. Un despropósito económico, sin duda, teniendo en cuenta además que hay zonas mucho más próximas sin desarrollar.

Una de las singularidades del barrio son los nombres de sus calles: títulos de películas.

Pues bien, paseando con la bicicleta por él, en la calle “Luces de la ciudad” he visto el “monumento” que les muestro a continuación.
.
.
Observen la fecha (pinchen sobre la foto para ampliarla): abril de 2010. Es muy reciente -no ha pasado un año-, lo que demuestra que el espíritu que animó esa Ley revanchista de la Memoria Histórica sigue vivo y que el Gobierno no ceja en su propósito de reabrir las heridas y reivindicar los valores y la memoria de uno de los dos bandos que combatieron en la Guerra Civil, demonizando al otro. En plena crisis económica, cuando los problemas del país y las incertidumbres ante el futuro se acumulan, el Gobierno continúa fiel a sus propósitos sectarios. Porque observen también las instituciones que aparecen en la placa: Ministerio de la Presidencia y Fundación Rey del Corral de Investigaciones Marxistas.

Y si entran en la página web de esta fundación, podrán ver que ellos mismos se reconocen vinculados al PCA-PCE (Partido Comunista de Aragón-Partido Comunista Español).

Y al otro lado la bandera republicana, que evidentemente no es la bandera oficial española ni nos representa a todos los españoles. Todo el monumento, claramente sectario, pero especialmente la presencia de esa bandera, echa por tierra el esfuerzo de concordia y generosidad que animaron la Transición.
.
.
¿Se imaginan un monumento en el que se colocara la otra bandera preconstitucional, la del franquismo? ¿Cuál sería la reacción del Gobierno? ¿Y ustedes creen que el Gobierno de todos los españoles avalaría o financiaría un monumento apadrinado por FAES, por ejemplo?

Habla la placa de los valores e ideales asociados a la II República, olvidando que esos valores e ideales, si alguna vez los hubo, fueron traicionados en apenas un mes por los mismos que la proclamaron.

Soy de la opinión de que, al menos, esa bandera republicana debe ser retirada por el Ayuntamiento. Esa no es la bandera española y nos retrotrae a una época ya superada, una época de atraso, sectarismo y enfrentamientos entre españoles.

Este es el Gobierno que tenemos, que gobierna, parece, sólo para unos españoles, cada vez menos, y no para todos. ¡Malditos sectarios!
.

sábado, marzo 19, 2011

Cuánta felicidad nos ha traído Zapatero



¿Qué pensarán los casi cinco millones de parados?
.

El índice de miseria

.
“La salida de la crisis será social o no será”. José Luis Rodríguez Zapatero, abril de 2009.

Pues no, no parece que vaya a ser social. El hombre -que no tendría precio como arúspice- no acierta ni una.

El índice de miseria es un indicador económico formado por la suma del paro y la inflación. Que este índice sea elevado no sólo es preocupante por el panorama que refleja, sino por la dificultad de arbitrar medidas eficaces de corrección. Para luchar contra la inflación siempre pueden subirse los tipos de interés, aunque deterioren algo los niveles de empleo. Y al revés, cuando hay un paro elevado, puede reactivarse la economía y el empleo disminuyendo los tipos de interés, aunque se incremente la inflación. Pero cuando ambas magnitudes, paro e inflación, son elevadas, las autoridades monetarias carecen de instrumentos para combatirlas simultáneamente.

La agencia Moody’s tiene otro indicador de miseria en el que computa el paro y el déficit fiscal, y también está encabezado por España. El gráfico superior representa el indicador de Moody’s.

E igualmente, según el Avance del mercado laboral Afi-AGETT de marzo de 2011, España presenta el mayor nivel de miseria de la UE-27

España es el país de la UE-27 con un mayor Índice de Miseria (23,9%), muy por encima de la media comunitaria (12,8%), según datos Eurostat de enero de 2011, y las previsiones de paro e inflación apuntan a nuevos aumentos en el Índice de Miseria español. Prácticamente se ha duplicado desde diciembre del 2007.

¿Se acuerdan de la Champions League de la economía?

Bueno, ahora estamos en la Champions League de la miseria. Pero no he oído ni una palabra al respecto por parte de Zapatero.

.

viernes, marzo 18, 2011

¿Incompatibilidades?

La figura de la incompatibilidad se ha debido crear, supongo, para impedir tentaciones y evitar sospechas. No sé si éste sería un caso de aplicación.

Ayer nos pudimos enterar a través de la prensa digital que el presidente del patronato de la Fundación Rey Ardid es Alfonso Vicente Barra, consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del gobierno de Marcelino Iglesias. El cargo en el patronato lo ocupa, según la propia web de la Fundación Rey Ardid, "a título personal", es decir, que no es una responsabilidad institucional relacionada con su cargo en el Gobierno.

"Se trata de una fundación que desde el año 1999, año en el que tras un pacto con el PAR el PSOE alcanzó en gobierno aragonés, aparece de forma asidua en el Boletín Oficial de la comunidad autónoma. A partir de ahí todos los años recibe algunas subvenciones, firma varios contratos plurianuales y participa en el reparto de bienes devengados de herencias que son gestionadas por el gobierno autonómico".

Sin cuestionar la labor de la fundación, ¿no es poco ejemplar que un consejero del Gobierno que ha concedido más de 32 millones de euros, una parcela y dos pisos (los tres en la ciudad de Zaragoza) a una fundación, presida su patronato?

Pero parece además, que la Fundación Rey Ardid ha creado otras fundaciones como la de Atención Integral del Menor, presidida por Carlos Alegre Sero, que fue presidente de la Diputación de Zaragoza y alcalde de la localidad de Tauste, y que en siete años ha conseguido subvenciones y contratos por un mínimo de 8,3 millones de euros. Igualmente ha creado la Fundación Atención Temprana que ha recibido más de 20 millones de euros del gobierno de Aragón.

En las cuentas de la Fundación Rey Ardid disponibles en su web (PDF) se admite un beneficio de más de un millón de euros en el ejercicio de 2009 y de casi un millón en 2008 y, según los trabajadores de la Fundación de Atención Integral del Menor, ésta tendría unos beneficios anuales de más de 420.000 euros, pese a lo que quieren reducir un 20% su plantilla.

La proximidad al poder y el reparto discrecional de dinero, aunque sea para causas en apariencia -y puede que en esencia- nobles, siempre es sospechosa. Es por eso que se ha creado esa figura legal que se llama “incompatibilidad”. ¿No es aconsejable extenderla a un señor que se sienta en un consejo de Gobierno que aprueba un reparto de fondos destinados a una Fundación que preside? ¿Puede presumirse que será imparcial en ese reparto de fondos entre las distintas fundaciones y entidades sociales que opten a ellos? ¿Y esos beneficios que dicen tener?

Perdonen mi suspicacia, pero estamos hablando de socialistas...


.

miércoles, marzo 16, 2011

El antes y el después


.
Satellite Photos of Japan, Before and After the Quake and Tsunami
.

Sin franqueo

Resulta que conozco al autor, pero desconocía su afición a la escritura.

Hoy me he enterado de que están a punto de publicarle su primera novela.

Le he prometido comprarla.

En la Feria del Libro de Zaragoza 2011 se presenta
.
.

lunes, marzo 14, 2011

Iniquidad

“Nada entristece tanto como la injusticia”

Se define iniquidad como maldad y como injusticia grande.

Es por eso, que si nos atenemos a la segunda acepción, pocas cosas peores puedan imputarse a un juez que la iniquidad. Un juez cuyo oficio, se supone, es la administración de justicia.

Yo leí, no todas, pero sí muchas páginas (son 722) de la sentencia del 11-M. A estas alturas he olvidado los detalles, pero sí que recuerdo la sensación de absoluta incomodidad que me produjo, la percepción de que todo lo leído era un absurdo y para mí incomprensible -porque no hallaba la razón- conjunto de sofismas, de inconsistencias lógicas. Recuerdo el estupor.

Eso que tenía en las manos no era una sentencia. Era una caquita, una deposición. Y como tal olía.

Hoy sé, estoy convencido que sí pudo haber una razón. Debe haberla: presiones, quizás tentaciones invencibles… O eso, o concluir que el magistrado de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez era lo que no parecía ser: un total y absoluto estúpido. Y no creo que lo sea. Me inclino por tanto por las otras razones. Ha de haberlas. Todas aquellas inconsistencias lógicas han de tener su explicación.

Uno de los más memorables alegatos que recuerdo haber leído en los últimos años fue el célebre “Yo acuso”, de Pedro J. Ramírez.

Y recuerdo que cuando leí el párrafo en el que acusa a Javier Gómez Bermúdez, pensé con cierta exaltada indignación, rememorando el estupor que me produjo la lectura de la sentencia, que esa acusación podría haberla firmado yo mismo:

YO ACUSO al juez Javier Gómez Bermúdez de negligencia profesional, al incluir en la sentencia graves errores materiales de carácter fáctico en relación al resultado de la pericia de explosivos; de inconsistencia intelectual, al no reflejar en la sentencia las consecuencias lógicas del resultado de la prueba pericial por él mismo encargada; de incoherencia personal, al defraudar las expectativas por él mismo alentadas cuando comunicó a las víctimas que algunos policías irían "caminito de Jerez"; de frivolidad, imprudencia y posible revelación de secretos, al colaborar en el libro de su esposa sobre el juicio, y de manipulación política, al hacer una presentación sesgada, tendenciosa y distorsionada de la sentencia. Vergüenza sobre vergüenza.

¿Saben qué me sorprendió sobremanera?: el silencio de Gómez Bermúdez ante esta durísima acusación, a pesar del ataque despiadado y directo a su prestigio. Un silencio que para mí fue toda una prueba. ¿Alguien convencido de su integridad, con la relevancia mediática alcanzada entonces por el personaje, permite ese varapalo público sin defenderse?¿Nada menos que un magistrado de la Audiencia Nacional?

Recuerdo el engreimiento del juez Gómez Bermúdez en el juicio, su arrogancia, la firmeza con que amonestaba a unos imputados lógicamente intimidados y cuyo destino estaba en sus manos, la forma en que abusaba -porque abusaba- de su autoridad. Siempre me ha dado mucho asco el abuso de autoridad. Y aquel calvo arrogante me produjo durante el juicio ese mismo asco. Quizás no soy justo, pero ya de antiguo siento por jueces y magistrados un desprecio corporativo, que aquel individuo no hizo sino alimentar y confirmar. Posiblemente habrá quien no lo merezca, pero a juzgar por lo que hemos ido sabiendo a lo largo de los años, deben ser pocos. Quizás la juez Coro Cillán sea una de esos pocos.

No obstante, si alguien tiene la tentación de leer aquella larga sentencia, antes debería saber que el Supremo la alteró sustancialmente, condenando por otros delitos a imputados que habían sido absueltos y absolviendo a otros que fueron condenados.


Sólo eso ya es un indicador del escaso rigor de aquella sentencia de la Audiencia Nacional.

Hoy he leído en el Mundo el durísimo mensaje dirigido por Jiménez Losantos en el programa En confianza de Veo 7 al juez Gómez Bermúdez:

“Qué miserable eres, cómo nos has engañado a todos. Cómo nos engañaste. ¿Te acuerdas cuando me dijiste que ibas a enviar caminito de Jerez a esos policías prevaricadores que habían cometido perjurio en la Comisión Parlamentaria y dos veces en el juicio? Te acuerdas, ¿no Javier? Hiciste creer a mucha gente que siempre hay posibilidad de Justicia, pero además que tú ibas a hacer Justicia. Creo que te vendiste muy barato, Javier, y cuánto lo siento”.

No se pierdan la entrevista que sigue, pero si les parece demasiado larga, vean al menos el minuto 24 con 45 segundos.
.

.
“Qué miserable eres”. Qué bien dicho. Qué certero.
.

domingo, marzo 13, 2011

Chiste

Un sujeto se fue al médico de familia preocupado porque tenía el testículo izquierdo hinchado y adormecido. El médico comprobó la evidente inflamación testicular y aunque no parecía especialmente grave, ante el desconocimiento del origen de la afección lo remitió al especialista. Sin embargo, cuando le anotaba el teléfono del urólogo se equivocó de número y le dio el de su abogado.

El tipo pidió una consulta y a la hora marcada allí estaba él delante del abogado, pensando, lógicamente que se trataba del urólogo.

El abogado preguntó: -¿En qué puedo ayudarlo?

Nuestro amigo se bajó los pantalones y le mostró el testículo, diciendo: -Como puede apreciar tengo una inflamación en el testículo izquierdo...

El abogado no salía de su asombro y durante unos segundos se quedó mirando, atónito, el espectáculo de aquel cliente tan extraño que con los pantalones a media pierna le enseñaba un testículo evidentemente más hinchado que el otro. El letrado no entendía absolutamente anda y sólo al cabo del rato acertó a decir: -Perdóneme señor..., pero mi especialidad... es el Derecho.

Fue entonces cuando le llegó el turno al paciente de sorprenderse: -¡¡¡No joda!!! ¿Hay especialistas para cada huevo?
.

Arcos contra ballestas

El Inca Garcilaso de la Vega, hijo de un capitán español y de una princesa inca, no sólo fue un escritor notable, el precursor de la literatura hispanoamericana, sino un concienzudo historiador.

A pesar de ser más conocido por su obra cumbre, los Comentarios Reales de los Incas, sobre la historia del Perú, también es destacable su otra gran obra de contenido histórico: la Historia del adelantado Hernando de Soto, más conocido como La Florida del Inca y que retrata de forma magistral el carácter indómito de los indios norteamericanos y el espíritu guerrero de los españoles.

A lo largo de la obra se hacen continuas menciones a las fuentes en que se basa, fundamentalmente las relaciones de Alonso de Carmona y Juan Coles, soldados de la hueste de Hernando de Soto, y que le sirvieron para completar la narración del anciano conquistador Gonzalo Silvestre a la muerte de éste. Todo ello hace pensar que lo que cuenta es veraz y contrastado, porque además se esfuerza en documentarlo, lo que a mi juicio le otorga más interés a la narración.

A la expedición de Hernando de Soto ya me he referido varias veces en este blog:



Aquí tienen en detalle el largo viaje de Hernando de Soto según el diario de Rodrigo Rangel, de quien también he hablado en alguna otra parte.


Siempre me ha intrigado la desventurada vida de Rodrigo Rangel (bueno para nada, enfermo de sífilis y a quien ya Hernán Cortés, según cuenta Díaz del Castillo, tuvo a bien enviarlo allá donde muriese) quien aparece luego, años más tarde, como secretario personal de Hernando de Soto y cronista de su desventurado viaje. Era un tipo especializado en sobrevivir, sin duda.

Particularmente dramáticas son las narraciones de las peripecias de Juan Ortiz, nuestro John Smith español, salvado después de atroces tormentos por la intercesión de la hija del cacique local, rescatado tras diez años de cautiverio por Hernando de Soto y a quien acompañó luego en calidad de intérprete, las asechanzas de los indios apalaches y las terribles batallas de Mauvila (en las proximidades de la actual Mobile) y Chicaza, junto al que llamaron, con razón, Río Grande, el Misisipi, y el fuerte de Alíbamo. Un fuerte, éste último, construido por los indios con estacas y troncos de árboles, al modo que luego hemos visto en el cine, cuando atribuíamos su invención erróneamente al ejército americano, pues ya los empleaban los indios trescientos años antes.

Las diferencias de armamento otorgaban una gran ventaja a los españoles, especialmente en los enfrentamientos en campo abierto, donde la superioridad del caballo era indudable, y en batallas con grandes contingentes de combatientes. Sin embargo en escaramuzas aisladas los indios, como supieron aprovechar de modo insuperable los apalaches, tenían todas las de ganar. Los españoles descubrieron con espanto la macabra costumbre de los indios de arrancar el cuero cabelludo de sus víctimas, que colgaban luego como trofeo en sus arcos.

En toda la crónica del Inca Garcilaso se pondera la maestría de los indios en el manejo del arco, abundando en detalles sobre la calidad de las puntas, de pedernal, de hueso, de conchas..., y que los mismos españoles estudiaron con detenimiento, haciendo pruebas sobre las cotas de malla, que resultaron lastimosamente ineficaces, o practicando autopsias sobre los caballos, donde comprobaron la fuerza y profundidad temible a la entraban las flechas. A juzgar por el uso que daban a los arcos, con los que atacaban a bastonazos cuando se acababan las flechas, éstos debían ser notablemente grandes y recios, en nada parecidos a los que estamos acostumbrados a ver en las películas del Oeste.

Pero todas las batallas se saldaron con victorias abrumadoras de los españoles, con diferencias de bajas entre un bando y otro de más de veinte por uno, aunque en la de Mauvila el Inca Garcilaso habla de ochenta bajas españolas y más de diez mil por parte de los indios, muchos de ellos abrasados en el incendio de la población. No obstante, tras cada una de esas batallas las fuerzas de los españoles menguaban dramáticamente, con gran cantidad de heridos y pérdidas de caballos (que eran uno de los objetivos prioritarios de los indios), suministros y material. Una gran ventaja procedía de las armas defensivas de los castellanos, armaduras, cascos y rodelas, frente a las que las flechas y mazas con incrustaciones de pedernal perdían gran parte de su eficacia, mientras que los indios, que luchaban sin protección, eran totalmente vulnerables frente a espadas y lanzas.

Hay un pasaje que demuestra la superioridad de las armas españolas, la destreza de los indios con las suyas y el acentuado sentido del honor y valor de los contendientes.

Tras la batalla del fuerte de Alíabamo, que se encontraba junto a la escarpada orilla de un río, unido con el otro lado con un sumario puente colgante, y una vez ocupado el fuerte por los castellanos, los indios supervivientes se reagruparon al otro lado del río, que era como un gran barranco según la descripción.

Un indio de los que se habían escapado, viéndose fuera de aprieto, deseando mostrar la destreza que en su arco y flechas tenía, se apartó de los suyos y dio voces a los castellanos dándoles a entender por señas y algunas palabras que se apartase un ballestero de ellos en desafío singular y se tirasen sendos tiros a ver cuál de ellos era mejor tirador. Uno de los nuestros, que había nombre Juan de Salinas, hidalgo montañés, salió muy a prisa de entre los españoles (los cuales, por asegurarse de las flechas, se habían puesto al reparo de unos árboles que tenían por delante), y fue el río abajo a ponerse en derecho de donde estaba el indio, y, aunque uno de sus compañeros le dio voces que esperase que quería ir con él a hacerle escudo con una rodela, no quiso, diciendo que pues su enemigo no traía ventajas para sí no quería llevarlas contra él. Y luego puso una jara en su ballesta y apuntó al indio para le tirar, el cual hizo lo mismo con su arco, habiendo escogido una flecha de las de su carcaj.

Ambos soltaron los tiros a un mismo tiempo. El montañés dio al indio por medio de los pechos, de manera que fue a caer, mas antes que llegase al suelo llegaron los suyos a socorrerle y se lo llevaron en brazos más muerto que vivo, porque llevaba toda la jara metida por los pechos. El indio acertó al español por el pescuezo, en derecho del oído izquierdo, que por hacer buena puntería el enemigo y también por darle el lado del cuerpo, que tiene menos través que la delantera, había estado ladeado al tirar de la ballesta, y le atravesó la flecha por la cerviz, echándole tanto de una parte como de otra, y así la trajo atravesada y volvió a los suyos muy contento del tiro que había hecho en su enemigo. Los indios (aunque pudieron) no quisieron tirar a Juan de Salinas, porque el desafío había sido uno a uno.
,
.
No sé si será por mi falta de documentación, pero parece sorprendente que las últimas crónicas en español (al menos las que yo he sabido encontrar), procedan de finales del siglo XVI, mientras que puede hallarse abundante documentación en inglés.

Toda la expedición o algunas partes especialmente dramáticas de ella darían material para escribir guiones de películas muchísimo más apasionantes que otras escaramuzas menores como la de OK Corral inmortalizadas por el cine. Fíjense qué duelo más extraordinario el que narra el Inca Garcilaso. Nada que ver con esa escena ya tan manida del duelo entre cowboys armados con sus clásicos revólveres.

No me negarán que las escenas de los españoles armados con arcabuces, ballestas, espadas y armaduras enfrentándose a los indios resultarían insólitas a nuestros ojos. Y sin embargo ocurrieron. Toda una epopeya absolutamente desconocida para el gran público.
.

viernes, marzo 11, 2011

Las frases del día

Al final, nos daremos cuenta de que Blanco no es un personaje de Zapatero, sino Zapatero un personaje de Blanco.

Lo malo fue que el personaje se lo creyó.

José María Carrascal
.

Terremoto en Japón


.

El día de la infamia

.
Los americanos llaman así al 7 de diciembre de 1941, el día del ataque japonés sobre Pearl Harbour.

Nosotros también tuvimos nuestro día de la infamia: el día 11 de marzo de 2004, el día de los atentados de los cercanías de Atocha. Hace siete años.

Un conocido mío asegura que ese día se produjo un golpe de Estado. Cada día estoy más convencido de que tiene razón. Sin la masacre del 11-M, ¿tendríamos en el 2011 la España que tenemos? No sabemos quien lo perpetró, pero sí a quién aprovechó. Y quién está obstaculizando su investigación: Rubalcaba. El día que sepamos por qué lo hace, seguramente sabremos quienes fueron los autores intelectuales y materiales de aquel sangriento atentado. ¿Qué está ocultando? ¿A quién está protegiendo?

Copio a continuación una intervención anónima recogida en mi blog el pasado día 5 de marzo y que me parece un resumen perfecto de la situación:

“Aunque los españoles nos hayamos empeñado -no todos, pero sí muchos- en fingir normalidad, lo cierto es que el 11M -sus tremendas contradicciones y mentiras- está enquistado en nuestro inconsciente colectivo. Es lo que nos faltaba para que nuestro proyecto como país sea la ruina que actualmente es. Como ocurre en psiquiatría hasta que no lo afrontemos con valentía, y derribemos el enorme trampantojo que han creado, será un cáncer que corroerá este renqueante ¿proyecto común? llamado España”.

Está creciendo en España la convicción de que nos han engañado, de que nada de lo concluido sobre ese tema es cierto, de que los pocos que saben o están en condiciones de saber lo que realmente pasó, no quieren que lo sepamos, sin duda porque la verdad es mucho más dura y terrible que esa demencial historia contradictoria con que han pretendido cerrar el asunto.

Se nos acusa de conspiranoicos, pero quienes realmente han inventado una conspiración demencial e increíble son los que nos han ofrecido esa versión oficial que no hay por donde cogerla. Tiene razón Luis del Pino: “¿Hay realmente personas que mantengan teorías delirantes sobre la masacre, basadas en datos ridículos, para tratar de culpar del 11-M a unos inverosímiles autores? (...) ¡Claro que sí! Desde hace siete años, ha habido personas y medios de comunicación que se han dedicado, sin sonrojarse, a atribuir el atentado del 11-M -el mayor atentado de la Historia de España- a un grupo de camellos de medio pelo que jamás había puesto antes un petardo en un cajero. Y, para atribuirles el atentado, nos han tratado de vender teorías delirantes, basadas en datos ridículos, según las cuales en la ideación y perpetración de la masacre habrían participado confidentes de la Policía, hindúes, musulmanes, católicos, confidentes de la Guardia Civil, radicales islamistas de al menos cinco países distintos, narcotraficantes de baja estofa, mineros asturianos esquizofrénicos, confidentes del CNI e incluso chóferes de embajada”.




Me voy a permitir extractar algunas respuestas de Pedro J. Ramírez en su edición digital de El Mundo de hoy:

No tengo duda de que existió una trama policial o bien para colocar pruebas falsas o bien para manipular lo encontrado (o bien para ambas cosas, añado yo). Ese fue el caso del explosivo hallado en la Kangoo, de la mochila de Vallecas, del Skoda Fabia o de los falsos terroristas suicidas. Sanchez Manzano es la punta del iceberg de esa trama. En el ámbito judicial Del Olmo fue un incompetente y Bermúdez un oportunista que cambió de caballo mientras cruzaba el río.

¿Cree usted que hubo una trama policial para manipular la investigación del 11-M? ¿Sí o no?

Eso es lo único que está claro en estos momentos. La conducta de Manzano va destinada a cambiar la percepción sobre el atentado y es imposible que actuara por su cuenta.

Parece que algunos miembros de las fuerzas de seguridad del estado pudieron alterar algunas pruebas ...pero ¿Por qué?

Porque la torpeza en la gestión política del atentado por parte de Aznar facilitó que enseguida se percibiera que si había sido ETA el PP arrasaría y si habían sido los islamistas el PSOE podía lograr un vuelco electoral. Bien por ideología, bien por oportunismo esos policías trataron de ayudar al PSOE y perjudicar al PP. Todo hubiera sido distinto si ser hubiera convocado el Pacto Antiterrorista para responder unitariamente a la situación límite creada.

¿Cree que Rubalcaba obstruye la investigación?

¿Cómo calificar si no el retraso de un año en entregar algo tan simple como la lista de los Tedax que intervinieron en la recogida y traslado de las muestras?

Soy de la opinión de que hay mucha gente que debe dar muchas respuestas:

Sánchez Manzano, que es el personaje clave.

Iñaki Gabilondo para explicar qué fuentes le suministraron toda la información falsa que estuvo difundiendo la SER y todos esos detalles inexistentes.

El propio juez Bermúdez para que explique cómo y por qué redactó aquella absurda sentencia (una caquita más bien) absolutamente carente de consistencia lógica.

Rubalcaba y su obstrucción a la Justicia.

No sabemos cual es la verdad. Sólo sabemos que todo lo que nos han contado es mentira.
.

Número de visitas