domingo, octubre 11, 2009

El feo caso del bar Faisán

Guillermo Fatás escribe hoy en el Heraldo de Aragón un artículo al que me he permitido copiar el título.

Hace pocos días escribía yo lo
siguiente: “Y no dejar caer en el olvido las paletadas de tierra que están echando sobre el siniestro caso del chivatazo, el conocido como caso Faisán, que permitió que el aparato de extorsión de ETA escapara de un operativo policial para detenerlo y que, al menos a mí, me parece mucho más grave y peligroso que el caso Gürtel”.

Hoy escribe Guillermo Fatás lo siguiente:
“Es indignante una conducta que beneficia a ETA, cuya derrota se dificulta con un asunto tan feo como el caso Faisán. Menos escandaloso y llamativo que el descarado latrocinio de los engominados del caso Correa, pero sin duda más repulsivo y peligroso”.

Una coincidencia que alimenta un poquito mi vanidad.

“Si el soplo policial dado a un etarra en mayo de 2006 tuvo como causa una motivo político, se incurrió en una conducta repugnante y es bochornoso que vaya a cerrarse el caso renunciando a descubrir a los culpables".

Una vergüenza o una infamia

Y tal como dice José Cavero (
El caso Faisán, suma y suspense): “Es lamentable que toda esa investigación "se envíe al limbo" y no llegue a tener efectos prácticos por lo que muchos empiezan a considerar como "la gran conspiración de unos pocos policías, jueces y fiscales" para dejar impune un acto increíble: llamar a los extorsionadores de la banda con la advertencia de que están a punto de ser detenidos si realizan el viaje proyectado para las horas siguientes”.

Este es el Gobierno de Zapatero, repugnante, y en estas manos está nuestro destino.
..

1 comentario:

Carlos56 dijo...

Estimado Oroel:

En ese mismo post tuyo que citas yo te comentaba que me parecía una inconveniencia tratar de paliar el caso Gurtel con los innumerables escándalos de este gobierno y su partido. En ese momento tocaba hablar del PP,… pero ahora toca hablar del caso Faisán.

¿Cuáles son los elementos perversos de ese caso?

1º Un policía interfiere la acción judicial y policial.

2º Un policía evita la detención de terroristas.

3º La banda que ha recibido la ayuda está dialogando políticamente con el Gobierno.

4º El policía parece atender requerimientos políticos del Gobierno.

5ª El mismo policía recibió la orden posterior de investigar el caso.

6ª El policía es condecorado por el poder ejecutivo.

7ºEl fiscal, jerárquicamente dependiente del Fiscal General del Estado, y éste dependiente del gobierno, solicita el cierre en falso del caso.

…. Y 8º el policía también está relacionado con las investigaciones del 11-M.

¡Qué potito! ¿no?



(Potito, de potar)



Un abrazo. Carlos56.


Número de visitas