sábado, mayo 02, 2009

Los derechos históricos

Lo he dicho muchas veces. No creo en los derechos históricos. No creo en la Historia como fuente de derechos.

Entre otras cosas, la Historia no puede garantizar los derechos de los individuos, más allá o por encima de su condición de ciudadanos. ¿Diferentes avatares históricos garantizarían diferentes derechos a unos y otros? No es posible. Y si la Historia ha de garantizar derechos, los habría de garantizar a los pueblos, en los que tampoco creo como titulares de derechos.

Pero en esta deficiente democracia nuestra hemos consagrado como pilares de nuestro ordenamiento auténticos disparates conceptuales y principios que, analizados con cuidado, resultan ser profundamente antidemocráticos.

Permítanme extractar un párrafo de un artículo reciente del Heraldo de Aragón del día 26 de abril de 2009.

El Estatut y la “bailarina desnuda” de Ángel Garcés Sanagustín.

El actual ministro de Justicia suele poner un ejemplo con el que pretende rebajar las críticas que recibe el actual Estatuto catalán. Francisco Caamaño interpela al auditorio sobre el parecer que le merece el siguiente texto legal: “La aceptación del régimen de autonomía que se establece en el presente Estatuto no implica renuncia del pueblo de esta comunidad a los derechos que como tal le hubieran podido corresponder en virtud de su historia”. A continuación arguye que dicho fragmento fundamenta el poder de una comunidad en una legitimidad propia y diferenciada (la historia) distinta de la legitimidad democrática que informa la Constitución, por lo que al basar su poder en un sentido trascendental y fundador de la historia, la comunidad se sitúa la margen y por encima de la Constitución. Para asombro del auditorio, informa que el citado fragmento pertenece a la disposición adicional cuarta del Estatuto aragonés del año 1982.


Si estamos dando por bueno esto en Aragón, aunque sin -afortunadamente- ninguna consecuencia práctica, ¿cómo podemos criticar las apelaciones históricas de vascos y catalanes?

Caamaño apoya el Estatuto catalán, del que defiende -a la espera de que nuestro impresentable Tribunal Constitucional se pronuncie, con un retraso ya de casi tres años- su constitucionalidad. ¿Es razonable que con una Constitución aprobada se apoye una legitimidad propia, diferenciada y distinta de la legitimidad democrática consagrada en esa misma Constitución? No creo que el ministro tenga razón, pero nos enfrenta eficazmente ante nuestras contradicciones.

Las comunidades autónomas son el error histórico de nuestra generación.

¡Qué ordenamiento jurídico tan extraño e inconsistente hemos creado! Así nos va, de conflicto en conflicto, mientras nos arruinamos e hipotecamos a la próxima generación.

.

14 comentarios:

Republica Rojigualda dijo...

No es la historia la que garantiza "derechos", es la constitución del 78 la que garantiza privilegios. Y cuando esos privilegios supone que dos regiones españolas no pagan impuestos, la cosa ya es insultante.

Pero esto es lo que el sabio pueblo español votó en 1978.

Oroel dijo...

A República Rojigualda:

Con el paso de los años he podido comprobar que efectivamente, nuestra Constitución es una "caquita", mal redactada, ambigua, contradictoria, con conceptos antidemocráticos, conteniendo en sí misma el germen de su destrucción y con ella de la Nación española... No es un texto legal como para sentirse orgulloso. Si yo fuera uno de sus redactores no presumiría precisamente de ello.

Mike dijo...

Coincido.

Caminant dijo...

Dentro de unas horas saludaré en tu nombre a la Peña Oroel,camino de Canfranc.
Creo que los derechos históricos son aquellos que suman,jamás los que restan.
Son aquellos que ennoblecen,no los que difaman o separan.
Y me parece que va siendo hora de defender sin complejos aquello en lo que creemos.
Un saludo.

Oroel dijo...

A Caminant:

Efectivamente, ahora que me fijo, esa foto pequeñita que te identifica es de Canfranc. Me sonaba, claro.

Un afectuoso saludo.

La Voz de la Conciencia dijo...

Es curioso que os parezca raro y un disparate conceptual, en otros sitios, sea algo normal. Y me refiero a, por ejemplo, un estado con mucha mas tradición democrática que este y con una democracia considerada de alta calidad. Me refiero, efectivamente la la Gran Bretaña. El equivalente al estatuto de autonomia escocés es conocido (y la de las otras comunidades igual) como "Scotland Devolution Act". Es decir, el Acta de Devolución a Escocia. ¿Pero, devolución de que?. Pue eso, de derechos históricos.
Ahora podeis berrear de que el caso no es el mismo. Pues sí, es el mismo desde el punto de vista de la devolución de los derechos históricos.
Y podemos encontrar muchos mas casos. Pero parece ser que eso es un disparate conceptual y profundamente antidemocrático.
¿A saber que es lo que considerais antidemocrático?.

Oroel dijo...

Querida Voz de la Conciencia:

¿Berrear? ¡Qué descortés por tu parte!

Considero antidemocráticos los llamados "derechos históricos". Desconozco qué derechos históricos se le reconocen a Escocia, o si sólo se le reconoce algún grado de autonomía -creo que es así- o la puesta en marcha de ciertas instituciones preterítas, como el parlamento escocés -que creo que también-.

Siempre he sido suspicaz ante este tipo de cosas porque no sé quién o con qué criterios se fija el periodo histórico exacto en que hay que reintegrar derchos o recuperar instituciones. Y estoy convencido de que nunca la Historia puede superponerse a la Ciudadanía como fuente de derechos o, mucho menos, otorgar a unos ciudadanos más y mejores derechos que a otros: lo que llamaríamos privilegios. Nada hay más antidemocrático -siempre según mi humilde opinión- que los privilegios.

Creo que me entiendes.

Anónimo dijo...

Voz de la Conciencia, esos derechos históricos ¿en que momento de la Historia? ¿cuál tomamos de punto de partida para la reivindicación?
Cada grupo humano seguro que escogería el momento de más esplendor(respecto a los demás)de su comunidad.
Después de más de cinco millones de años ¿ explícame cómo se puede organizar eso para conseguir un mínimo nivel de convivencia entre todos?

La Voz de la Conciencia dijo...

Lo siento Oroel, pero me hace mucha gracia que un funcionario diga que no nay nada mas antidemocrático que los privilegios. ¿Cuantos dias tienes de asuntos personales, 12, 15 o 17?. ¿Y dias para asuntos oficiales?. ¿Te pueden aplicar un ERE?. ¿Tus permisos para otros asuntos (enfermedad de pariente, bodas, funerales, son los mismos que para el resto de trabajadores?

En cuanto al Anónimo, ¿te parecería bien reponer los derechos históricos desde que fueron derogados?. No hace falta recurrir al periodo del origen de las especies (y ahora, sino quieres hacer el ridículo, no me saques el derecho de pernada).

Alejandro dijo...

A ver Voz, que las personas tengan unas condiciones distintas a otras no es un privilegio.

Si alguien es funcionario es por su mérito personal. Ha hecho unos estudios, ha aprobado una oposición,... Y por ello tiene unas determinadas condiciones laborales diferentes a otros trabajadores.

Es como decir que un ingeniero tiene privilegios porque cobra más que un auxiliar administrativo. O sea, una estupidez como otra cualquiera.

Privilegio es cuando en condiciones iguales se trata a alguien de forma mejor.

El problema es si tú consideras que la historia, el pasado de un determinado territorio, debe ser considerado como una condición DIFERENTE a la hora de establecer sus derechos ACTUALES.

¿El hecho de que los habitantes de un territorio gozaran en el pasado de determinados derechos o prerrogativas debe suponer que los habitantes ACTUALES deben gozar también de ellos?

¿si en mi familia hace muchos años todos eran ingenieros debo tener yo facilidades a la hora de ingresar en la facultad? ¿O quizás deberían darme el título de forma automática?

En eso se basa la monarquía, en los derechos históricos.

¿Estás tú de acuerdo con la monarquía?

Yo no.

Alejandro dijo...

¿desde que fueron derogados?

Eso no es decir nada.

TODOS los derechos que se han disfrutado alguna vez y que ahora no se disfrutan, han sido derogados en algún punto de la historia. (Sí, también el derecho de pernada).

¿Puedes concretar dónde está el límite? Porque no lo has hecho.

Oroel dijo...

Querida Voz de la Conciencia:

No sé de dónde infieres que yo pueda ser funcionario y no, por ejemplo, un acomodado rentista. Quizás te equivoques haciendo conjeturas.

Pero para establecer unas reglas mínimas de participación en mi blog, quiero que sepas que hay algunas pocas cosas que me desagradan:

Una, ya lo habrás comprobado, es que me niegues que pienso como sé que pienso o ser lo que sé que soy.

Y dos, entrar en cuestiones personales para tratar de rebatir mis argumentos. Mis ideas son mis ideas y mis argumentos son mis argumentos. Compártelos o rebátelos. Pero sólo de eso estoy dispuesto a hablar. De mis asuntos personales yo no hablo en mi blog. O sea que te vas a quedar sin saber si trabajo o no, ni cuales son mis negocios. Es algo que ni conviene ni procede que sepas. Ni te interesa.

A lo largo de la Historia se han derogado muchas cosas, se han borrado fronteras y creado otras. Han desaparecido naciones, poblaciones, culturas, idiomas... Se han creado otros. Se han abolido leyes y se han sustituido también por otras. Se han expoliado riquezas y se han aportado técnicas y conocimientos. ¿Restituimos todo como estaba a algún momento concreto?

La Historia es la Historia y la Ciudadanía es la Ciudadanía. Nada que ver.

Imagino que hablas de los Decretos de Nueva Planta, que como sabes son anteriores a la independencia de los Estados Unidos y de todos los países que se han creado después. Anteriores a las revoluciones y guerras que han cambiado el mundo. ¿Hasta allí quieres retrotraerte? Y de aquellos Decretos tomarás, claro, lo que conviene, porque el ordenamiento previo y que se derogó era arcaico y estamental: nobleza, clero... Esas cosas.

No me parece buena idea, sinceramente.

La Voz de la Conciencia dijo...

Que no sepas de donde infiero eso no quiere decir que no lo seas. Tu mismo lo afirmastes hace tiempo en otro foro.
Y tu vida no me importa lo mas mínimo. Eran preguntas retóricas.
Pero sí, Oroel, si que es importante el conocer la congruencia entre el pensamiento que se dice tener y el comportamiento en la vida real.
Y es curioso que aquello que otros ven normal y razonable, otros, que dicen que esa problemática les provoca suspicacias y luego aplique calificativos de antidemocrático, etc.

naparra dijo...

La Regencia de Nabarra. Naparrako Erregeordetza.

"Para su conocimiento y el de toda la ciudadanía, desde el día 3 de marzo de 2010, la Casa Real de Nabarra ejerce como tal, toda la Comunidad Europea es conocedora, como así nos lo demuestran los escritos recibidos del Consejo Europeo y Consejo de Europa, expresando quedar enterados de la Proclama del 3 de marzo de 2010. Tan sólo se está a la espera de la Resolución de Naciones Unidas (New York) a nuestra demanda interpuesta en el año 2006."

"ante los cantos de sirena de los políticos “constitucionalistas” que lejos de toda verdad, obviando nuestra identidad obtan y aceptan las Normas de los ocupantes, poniendose en la práctica a servir a dos Estados (?) o bien se sirve a España o al Estado de Nabarra, a dos es un fraude tanto a uno como al otro"

Blas de Beaumont Regente de Nabarra.

Foro de la Regencia de Nabarra. Naparrako Erregeordetzaren Foruma


Número de visitas