martes, diciembre 09, 2008

Desde dentro

¿Cómo se ven las cosas desde dentro? Desde luego de forma diferente, o al menos mucho mejor que como las vemos desde fuera.

Nika, una gentil e inteligente visitante de mi blog, ha dejado el enlace a una entrevista a
Hermann Tertsch.

La entrevista no es reciente, pero hace un diagnóstico, a mi juicio, preciso y demoledor.

Creo que la nueva generación que llegó al poder bajo Rodríguez Zapatero y sólo gracias a toda una concatenación increíble de accidentes insólitos es la peor cosecha de los fracasos de la sociedad española tras el franquismo. Los denominadores comunes de la misma son la mediocridad y un relativismo tan profundo que hace que sus miembros sean perfectamente inmunes a cualquier discurso que no sea su propia letanía sectaria. Miedosos e insensatos a un tiempo, sectarios, incultos y por ello perfectamente inmunes a la autocrítica, son gente por talante mucho más cercana a los aparatchiks de los regímenes autoritarios o totalitarios que al político humanista de una sociedad abierta democrática.

Gente poco preparada en general, ve enemigos en todo lo que está fuera de sus pequeños mundos. A esa gente –y no hablo de mi ex periódico, hablo de eso que llaman genéricamente progresismo, tan bien representado por esa tropa de miles de intelectuales que heroicamente defienden al poder contra toda crítica y quieren imponer silencio a la oposición, con esa actitud que nunca se llamó intelectual sino servil, lacayuna, interesada o sencillamente indigna-, le es fundamental un enemigo máximo. Aquí está la clave de esa cohesión forzada bajo mediocres que lleva a una selección en la que los peores siempre tienen las mejores oportunidades de medrar. ¿Quién se podía imaginar al secretario de un partido socialdemócrata europeo centenario como el PSOE en la figura de un personaje como José Blanco?

.
¿Qué es lo que está describiendo?: el peronismo. Es lo que tenemos en el Gobierno.
.

1 comentario:

Carlos56 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Número de visitas