domingo, octubre 19, 2008

La última lección


“Jamás te quejes, sé agradecido, confía en el prójimo, di la verdad y, sobre todo, no te rindas jamás”.

Ya he vivido más años que Randy Pauch y quizás por ello mismo me resulta difícil seguir sus consejos. Me he quejado a menudo y sigo haciéndolo. (Una persona que conocí hace años solía decir: "Oroel, las penas no se les cuentan ni a los amigos; que les divierta su padre"). Y me resulta muy, muy difícil confiar en el prójimo, tanto que no suelo hacerlo. Deben ser consecuencias de la edad. En cambio soy agradecido, creo (en la tumba de Sila figura este epitafio: “No recibí favor ni agravio que no devolviera con creces”; algo que sólo pueden decir los realmente poderosos); siempre que puedo digo la verdad, salvo cuando resulta especialmente dolorosa o manifiestamente inconveniente (la cortesía es uno de los nombres con que se conoce a la mentira, cuando es bienintencionada); y no creo haberme rendido todavía.

Randy Pausch murió este verano, el día 25 de julio, como consecuencia de un cáncer de páncreas. Tenía 47 años de edad.

Versión completa de su última conferencia “Cómo alcanzar realmente los sueños de tu infancia” (subtitulada en español)

Trailer de su última conferencia “Cómo alcanzar realmente los sueños de tu infancia” (subtitulada en español)

Leer un fragmento de su libro “La última lección”


“«Sabiduría» es una palabra demasiado fuerte, pero se acerca a la que busco”.
.

5 comentarios:

Veronica dijo...

Hola, el positivismo de Randy me tiene impactada. Ha sabido llevar una enfermedad de una manera increíble. Hay una página muy relacionada con el libro www.cadenadeoptimismo.org en la que se da una iniciativa para que pongamos lo positivo de nuestras vidas. ¡Ya estoy harta de leer noticias desagradables!

Oroel dijo...

A Verónica:

En uno de los párrafos de su libro, Randy dice haber sido un hombre afortunado porque ha conseguido hacer realidad sus sueños de niño. Es fantástico y envidiable.

El asunto, Verónica, es que hay determinados países, o determinadas sociedades, donde las condiciones para la realización personal de sus ciudadanos son más idóneas que en otros: una buena organización social, menos corrupción, igualdad de oportunidades, mejores leyes, transparencia, un clima de honradez social, un buen sistema educativo, un mercado de la vivienda más sensato y menos especulativo... Todo ello favorece las posibilidades de que los ciudadanos puedan ser más felices y hallar más facilidades para su realización personal que donde esas condiciones no se dan.

Siempre habrá quien sea infeliz, aun en las mejores condiciones, pero es responsabilidad de los políticos, y también de los ciudadanos, esforzarse en crear ese favorable clima social.

Eso es lo que trata de conseguir este blog.

Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Oroel, ¿estás decepcionado?. Noto como un regusto amargo en tu último artículo. Por qué te acuerdas ahora de Randy?.

Oroel dijo...

Al amable anónimo:

Creo que la mayoría de los españoles estamos, a estas alturas, decepcionados. No faltan motivos.

¿Randy? Es un interesante modelo. Aunque quizás no sea extrapolable a la sociedad española actual. Muy posiblemente él no hubiera podido cumplir aquí sus sueños de niño.

C'est tout.

Patricia dijo...

Vi su intervención en Intereconomia TV hace unos dias y me dijo impactada, simplemente genial su vida, y su actitud hacia ella, admirable.


Número de visitas