viernes, octubre 24, 2008

La frase del día

Cualquier proposición libremente expresada merece, por principio, el mismo respeto que su contraria. (Manuel Martín Ferrand)
.

5 comentarios:

Carlos56 dijo...

Estimado Oroel.

¡Pues no estoy de acuerdo! Lo diga el Sr. Manuel Martín Ferrant o su cochero.

Proposición: "Los nazis no asesinaron a ningún judío". La formulación de esta proposición es un delito. La negación del holocausto judío es un delito. De hecho se han cerrado dos editoriales por este motivo. Luego, desde el punto de vista legal, no todas las proposiciones merecen la misma consideración.

Proposición " Los maricones tienen que ser reeducados y, mientras tanto, separados de la sociedad". El que formule esto, lo más seguro es que quede excomulgado en cuasi cualquier círculo en el que se pronuncie. Luego, en la vida común, no todas las proposiciones son igual de respetadas.

Proposición "Los bebés de menos de dos años, son unos objetos sexuales deliciosos". En la seguridad de que la misma lectura de la frase te habrá resultado tan repugnante como a mí, podremos asegurar que, ni siquiera en un plano potencial, el hecho de ser formulada al amparo de la libertad la hace acreedora de algún tipo de respeto.

Otra cosa es que, en un contexto de libre expresión de ideas, casi todos los proponentes merezcan igual respeto. Algunos de los proponentes están desacreditados por un historial (para mí, lo que vaya a decir el Sr. Blanco me predispone a la chufla, por ejemplo) y otros se desprestigian a partir de sus proposiciones, merecida o inmerecidamente.

Si asumimos la libertad como un principio a defender, las proposiciones cuyo destino sea cercenar esas libertades son dignas de beligerancia. Difícilmente algo que debe ser combatido, porque produce disgusto, malestar, inquietud… es merecedor de respeto.

Lo siento. La propuesta de D. Manuel es muy correcta dentro de lo político, pero me parece tibia; poco comprometida; cobarde en la defensa de los principios; no es carne ni pescado;… no la puedo respetar, ni mucho menos compartir.

El cochero de Carlos56.

Alejandro dijo...

Totalmente de acuerdo con Carlos56.

Merecen respeto las personas. No sus opiniones.

Ni tampoco todas las opiniones valen lo mismo. Cuando me encuentro enfermo escucho con mucha más atención la opinión de un médico que la de un fontanero. Aunque como personas me merezcan el mismo respeto.

Oroel dijo...

Jodeeeerrr...

Sí que sois suspicaces y precisos. Martín Ferrand introduce un elemento cautelar en su frase: "Por principio", que vendría a ser algo así como "por regla general", en el supuesto bien entendido, digo yo, que las ideas no van a formularse con ánimo delictuoso, injuriante, provocador o así. Aunque a lo largo del día tenemos ocasión de oír y leer muchas de esas, a las que, efectivamente, no aplicamos ese respeto que debemos, por principio, a todas.

Es algo así como la presunción de buena fe a los actos de otros. Ya sabemos que no es una norma general ni, mucho menos, universal, pero se aplica.

Anónimo dijo...

Estoy totalmente en contra de la frase en cuestión, ni siquiera estoy de acuerdo con el elemento cautelar. Entre "por principio" y "por principios" hay un abismo. Si el Sr. Martín Ferrant quería expresar "por regla general", no fue muy afortunado en escoger las palabras.
A mi entender, interpretar la tolerancia desde ese punto de vista, es radicalmente erróneo.

Oroel dijo...

Me pliego ante el superior designio de la mayoría.


Número de visitas