martes, octubre 14, 2008

Feeling

El desprecio es ostensible.



Es evidente que no se quieren, pero la mala educación de Zapatero supera lo tolerable.

8 comentarios:

nika dijo...

Su falta de educación, su poco saber estar y su impopularidad ya quedó refelejada en la última cumbre de la OTAN. Sólo sabe derrochar su gran talante con lo peorcito que ha parido madre. Ya lo verás en Cuba, ahora que ha sido invitado...

saludos

Joven Madrileño dijo...

Joder, ese tio es tonto hasta en las fotos. Mirando a dios sabe qué.

Saludos

Carlos56 dijo...

Pero Mariano se lo ha ganado a pulso ¿o no?

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Apestas, Oroel, apestas. No se puede ser ni mas facineroso ni mas pendenciero.

Oroel dijo...

Al amable anónimo:

Me encanta desagradar a gente de tu calaña. Algo debo estar haciendo bien.

Oroel dijo...

A Carlos56:

De todas formas esa muestra de mala educación desacredita más a quien la demuestra que a quien no tiene más remedio que soportarla.

Pero sí que es cierto que una vez anulada la posibilidad de pacto, porque Zapatero tomó todas las medidas de forma unilateral, yo hubiera rechazado la entrevista y le hubiera emplazado públicamente a dar cuenta de sus actos y decisiones en el Congreso, y allí, una vez oído, calibrar públicamente la posibilidad de brindarle un apoyo total o matizado, o negárselo totalmente. Pero de ninguna manera hubiera ido a la Moncloa. Ni hubiera aceptado el desplante previo, ni hubiera debido de tolerar el de la foto.

Pero ni tú ni yo estamos en el pellejo de Rajoy. Él sabrá cuantas veces está dispuesto a ser engañado y/o insultado.

Anónimo dijo...

Oye, vuestra facilidad para tomar la parte por el todo es maravillosa. Intuyo que sois de los que cuando alguien sale en una foto con los ojos cerrados, afirmáis que es ciego.
En fin... Ole vuestros razonamientos, si se pueden llamar así.

Oroel dijo...

Al anónimo:

Intepreto que hay alguna parte de nuestros comentarios con la que no estás de acuerdo. Si es así, me gustaría que me dijeras con cuál y por qué. Así podríamos contrargumentar y debatir. Pero tu comentario no da lugar a ello... Y es una pena.


Número de visitas