domingo, febrero 27, 2011

Caradura

.
Este tipo de la foto (me niego a llamarle señor) tiene la cara más dura que el cemento armado. Y a pesar de ello, o quizás precisamente por ello, es vicepresidente tercero del Gobierno español.

Para mis lectores del otro lado del Atlántico, ERE es el acrónimo de “Expediente de Regulación de Empleo”, un figura legal que se aplica en España para regular las indemnizaciones de los trabajadores despedidos ante cierres de empresas o reajustes de plantilla. Los EREs lógicamente están supervisados por la propia Administración.

Pues bien, en Andalucía, la región española con mayor tasa de paro, se ha destapado estos últimos meses un escándalo por la gestión fraudulenta de esos EREs, con la connivencia y complicidad, parece, no sólo del propio gobierno autónomo andaluz, sino de los propios sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, que tanto apoyan al gobierno socialista.

Andalucía, para quienes lo desconozcan, lleva gobernada por el Partido Socialista ininterrumpidamente desde la reinstauración de la democracia, hace ya más de treinta años, lo que ha creado un auténtico “régimen” político que ahora, por fin, parece que empieza a resquebrajarse, a pesar de la inmensa trama clientelar creada durante estas últimas décadas. De todo este tiempo, el tipo de la foto de arriba, Manuel Cháves, ha sido el presidente de la Junta de Andalucía que más años ha gobernado, hasta su reciente nombramiento como ministro y vicepresidente del Gobierno español.

La corrupción es uno de los más graves problemas de ineficiencia económica, y sin duda alguna creo que aquí puede establecerse una incuestionable relación de causalidad entre todos los escándalos que se van conociendo y los niveles de paro y problemas económicos andaluces.





El tipo de la foto de arriba acumula ya algunos escándalos previos, como el de las subvenciones con que benefició a la empresa donde trabajaba su hija como apoderada y precisamente encargada de tramitar la solicitud de la subvención. La vulneración de la legislación sobre incompatibilidades ha sido flagrante (Artículo 7.1 de la Ley de Incompatibilidades 3/2005 de 8 de abril, aprobada por un Gobierno suyo).



Pero lo que demuestra de forma ya fehaciente la catadura moral verdaderamente infame del personaje es su imputación al PP de un caso del que ellos los socialistas son los únicos responsables.
.
.
Observen que de ser ciertas las imputaciones de Cháves, nos encontraríamos ante un caso en donde el Partido Popular, estúpidamente, habría llegado a cometer fraude para beneficiar a militantes socialistas caídos de las listas electorales. Algo, por supuesto, totalmente falso y que demuestra el poco respeto que tiene Cháves a la inteligencia de los ciudadanos. Porque la responsabilidad de las personas que se incluyen en las listas de los EREs corresponde íntegramente a la Junta de Andalucía, siendo únicamente competencia y responsabilidad del Ministerio de Trabajo, entonces en manos del PP, la fijación de las cantidades a cobrar, quien se limita a ratificar los expedientes procedentes de la Junta.

Fíjense que el propio ministro de Trabajo socialista, Valeriano Gómez, cuando actualmente se le ha pedido que inspeccione las irregularidades de los EREs para restablecer así la legalidad, se ha negado de forma tajante, respondiendo que no compete a su departamento inspeccionar las irregularidades en los EREs de la Junta de Andalucía y subrayando que esta competencia «corresponde, en exclusiva, a la autoridad laboral andaluza».

O sea, según Cháves, el Ministerio debería haber investigado cuando no existían indicios de delito, mientras que el propio Ministro socialista niega que deba hacerlo, cuando hay evidencia de que esos delitos sí se han producido.

Cháves está llamando tontos a los españoles, y en particular a quienes le votan.

Lo más divertido es que mientras trata de imputar al PP en un escándalo que ha conocido, consentido y alentado, que es de estricta y exclusiva responsabilidad suya, los socialistas se niegan, por si acaso, a que se constituya una comisión de investigación. Porque, investigando, investigando, nunca se sabe qué se puede descubrir... La coherencia no es un valor característico de los socialistas.


No obstante, como señala Santiago González en su blog, algo de razón tiene Cháves, porque conociendo la naturaleza esencialmente corrupta del socialismo español, y en particular la del propio Cháves, ya demostrada en ocasiones anteriores, ¿cómo es que no los vigilaron más y mejor?

Eso es exactamente lo que le faltó decir a Cháves: ¿por qué, señores del Partido Popular, si saben lo sinvergüenza que soy, no me vigilaron mejor?
.

sábado, febrero 26, 2011

Patriotismo

Cómo reciben en Canadá a sus soldados muertos en Afganistán:


Base aérea de Trenton. Llegan los cadáveres de seis soldados canadienses muertos en Afganistán. El cortejo fúnebre se dirige desde la base a Toronto. A lo largo del recorrido la gente se aparta para saludar o toman posiciones sobre los puentes de la autopista. Saludan los policías, los bomberos...

En la lista de los diez países más felices del mundo figura Canadá.

Quizás el patriotismo y el respeto hacia sus héroes sea uno de los ingredientes que contribuyen a que los habitantes de un país de sientan más orgullosos de él y sean más felices.
.

Our son of a bitch

Gadafi may be a son of a bitch, but he's our son of a bitch.

La frase se atribuye a Franklin D. Roosevelt aunque no dirigida precisamente a Gadafi, a quien no pudo conocer, sino a Somoza, un dictadorzuelo nicaragüense.

Pero el peligro de los hijos de puta, aunque sean “nuestros” hijos de puta, es que al final su condición se vuelve inocultable e insoportable, acaban por excederse en la demostración de su clase y volviéndose molestos incluso para sus valedores.

Un amable anónimo me afea el hecho de que haya destacado la escena que protagonizaron Zapatero y Gadafi, cogidos de la mano, en el mes de noviembre pasado, y haya olvidado las entrevistas de Aznar con Gadafi ocurridas en 2003 y 2007.

Bien, nobleza obliga:



He aquí un interesante artículo de Lluis Foix sobre los extraños compañeros de cama que hacen los intereses del Estado:


Vean que no sólo han sido los mandatarios españoles, en distintas épocas, sino extranjeros. La llamada del petróleo. O como decimos en España: "por el interés te quiero, Andrés".

En aquel primer encuentro entre Aznar y Gadafi, éste le regaló un caballo al entonces presidente español. Jaime Campmany escribió una crónica al respecto: «Lo montaré con mucho cuidado», ha dicho Aznar. Hará bien. Con Gadafi, todo cuidado es poco.

Ya se ha visto cuan cierto era.
.

Human Planet

.

.

lunes, febrero 21, 2011

Estaban advertidos

.
Observen la fecha del documento: 26 de mayo de 2006.

Y observen a quien estaba dirigido: al vicepresidente Segundo del Gobierno y Ministro de Economía y Hacienda. Es decir, Solbes. El que un par de años más tarde en aquel memorable encuentro televisivo con Manuel Pizarro negó la crisis.


Hay que leerla dos o más veces, primero por su interés y claridad y, segundo, para creer que ese documento pudiera haber llegado a estar en manos del Gobierno y no hiciera nada al respecto.

Porque las preguntas que se acumulan son muchas y de extrema gravedad, dadas las consecuencias que luego han derivado:

¿Leyó Solbes ese documento? ¿Lo entendió? ¿Lo dio a leer al presidente del Gobierno? ¿Lo leyó éste? ¿Lo entendió? ¿Por qué lo ignoraron?

Lo he dicho muchas veces y lo repito: Rajoy en el debate sobre el estado de la Nación celebrado ese mismo año ya alertó de que se avecinaba la tormenta perfecta. Y un par de años más tarde lo advertí yo y lo advirtió mucha más gente:


“…que nos podemos encontrar en menos de un año con un millón o más de nuevos parados”, decía yo. No me equivoqué: fueron más de un millón.

Pero vean qué decían Solbes y Zapatero por esas fechas:


Esa gente que ha hundido la economía española -ahora sí, ya no hay duda de su responsabilidad directa e intransferible-, condenando a millones de ciudadanos, especialmente jóvenes, al paro y a millones de familias a la miseria, no merecen perder las elecciones. Merecen ser procesados.
.

domingo, febrero 20, 2011

Zapatero y Gadafi

Libia, 200 muertos en una brutal represión

Estas imágenes que van a ver ustedes son del mes de noviembre de 2010. Quiero atribuirlas a exigencias del guión, y creer que Zapatero no las protagonizó por gusto. Pero dada su afición a los dictadores y autócratas (los Castro, Chávez...), quién sabe: .


.

El estallido social

.
Este puede ser el primer y más grave de los problemas a los que puede tener que enfrentarse Mariano Rajoy cuando gobierne.

Las revueltas callejeras de menor entidad aunque generalizadas o incluso un auténtico alzamiento popular podrían llegar a ser realidad en España en breve, como lo han sido en otros países europeos y, ahora, musulmanes. Las condiciones objetivas existen: el cincuenta por ciento de paro entre los menores de 34 años, una xenofobia latente pero en fase de expansión entre los jóvenes como pueden acreditar los profesores de bachillerato, una enorme frustración colectiva y el descrédito generalizado de la política que, significativamente, siempre crece cuando gobiernan los socialistas pero que se extiende a todo el ámbito político y no sólo a ellos. Estos días pasados, un amigo me alertaba incluso de un peligro hasta ahora minusvalorado: el incremento del precio de los alimentos, como ha pasado en los países del norte de Africa o pasó en Argentina, que puede apuntillar muchas economías que ya se encuentran en situación límite y actuar de fulminante. Existe ahora mismo un malestar generalizado que se mantiene más o menos controlado por las entidades sociales, que, como los sindicatos, procurarán que no estalle mientras gobiernen los suyos, pero que tratarán de exacerbar y canalizar cuando gobierne el PP.

No estoy hablando de un riesgo alentado o difundido de forma interesada, ni mucho menos, por la extrema derecha, sino que la propia Fundación Sistema, de orientación claramente socialista, está avisando del peligro:


¿Creen sinceramente los pontífices del oficialismo económico imperante que todos estos jóvenes excluidos e infraposicionados se van a quedar indefinidamente de brazos cruzados, resignándose a tan pobre futuro, en sociedades en las que incluso en períodos de crisis hay unos pocos que continúan enriqueciéndose a todo trapo?

Son muchos los socialistas que ahora mismo, especialmente ante la eventualidad de una pérdida notable de poder en los ámbitos autonómico y municipal, preferirían que Rodríguez adelantara las elecciones, para que fuera la derecha la que asumiera el coste político de las reformas, indudablemente duras y antipopulares. No va a ser posible salir de la crisis sin sacrificios, y aún así no saldremos como entramos, sino posicionados en los niveles de Polonia o Hungría. El daño causado por este gobierno irresponsable en dos legislaturas necesitará por lo menos el doble de tiempo para restañarse.

Pero al menos la continuidad del Partido Socialista garantiza la paz social, o retrasa, y quizás está alimentando, el estallido, haciéndolo más fuerte e incontrolable cuando se produzca. Hay varios hechos significativos que creo conveniente señalar: el escaso interés de los sindicatos en que sus pasadas movilizaciones tuvieran éxito es uno de ellos. Al margen del descrédito que arrastran y de la violencia incontrolada de algunos piquetes, el pulso con el Gobierno en la pasada huelga general ha sido más bien flojito: una impostura. Sin embargo, la virulencia de las manifestaciones sindicales allí donde gobierna la derecha y canalizadas precisamente contra la derecha (Madrid: piquetes sanitarios y huelga salvaje del Metro, por ejemplo) son una muestra de lo que nos espera.

Contra la derecha sí es legítimo alzarse, e incluso la violencia está justificada. He aquí todo un ensayo, breve pero interesantísimo, sobre la “legitimidad” de la violencia contra la derecha, que es una idea que comparte la gente de izquierdas, mal llamados demócratas.


El atentado sufrido por un consejero murciano del PP es políticamente correcto. Responde a las pautas ideológicas del sistema, y cuenta con muchos precedentes injustamente minimizados, cuando no olvidados.

Recuerdo aquel chiste en que dos sindicalistas comentan entre sí: “¡Qué ganas tengo de que gobierne la derecha para poder protestar a gusto!” Realmente no era un chiste, era una profecía.

¿Qué se puede hacer frente a este peligro?

No hacer reformas o hacerlas de pequeño calado y despacio es una tentación evidente, en la que puede caer Mariano Rajoy como ahora está cayendo Rodríguez, no sabemos si por miedo o por falta de convicción. Pero en ese caso, la recuperación se retrasará indefinidamente o puede que nunca llegue a producirse, condenando a nuestra nación a un tercer nivel y a la juventud española a la emigración. En esas condiciones o se asume una drástica reducción de la población española, con el evidente peligro para las pensiones, o se acepta una reducción equivalente de las condiciones y estándares de vida.

El camino para poder asumir las reformas y que éstas no tengan demasiado coste político ha de ser otro: la regeneración democrática, la transparencia que hasta ahora ha faltado y, sobre todo, evitar cualquier motivo de crispación social. De éstos últimos señalaré los más evidentes y que deben ser evitados a toda costa: la corrupción, la ostentación, el acaparamiento de cargos y sueldos, los privilegios de la clase política...

Nada de lo que al PSOE se le ha perdonado, se le perdonará al PP. Pero imagino que eso ya lo saben. O deberían.
.

sábado, febrero 19, 2011

Me encanta esta chica

..

Tengo un amigo que dice que no hay que convertir el aspecto físico en argumento político. Y tiene razón.

Por lo tanto, no lo haré. Pero, lo siento, esa secuencia es impagable. E inevitable. Por supuesto, no asumo los comentarios que aparecen en Youtube, que, obviamente, no son míos. Pero la imagen de nuestra ministra de Sanidad se ha convertido en todo un fenómeno en las redes sociales de Internet.

Sobre Leire Pajín he escrito mucho. Y creo que su ya dilatada (excesiva) carrera ha dado muchos argumentos políticos.





Escribía ayer Luis del Val en un artículo, que no he sabido recuperar, que la degradación de la política estaba aupando al poder a una nueva generación de políticos con menos preparación que los bedeles de las instituciones donde gobiernan.

Este es, sin duda, el caso de Leire Pajín.

PD.: A partir de determinada edad, cada uno es responsable de su rostro.
.

miércoles, febrero 16, 2011

Acuerdos secretos

Los amigos de la Asociación Lengua Común me hacen llegar esta carta que han enviado a los medios, quizás porque se han inspirado en lo que yo escribí hace meses sobre el asunto en este mismo blog:
.
.
Si alguien desea leerlo directamente en su página web, aquí tiene el enlace:

Acuerdos secretos entre Aragón y Cataluña

Me alegra colaborar con ellos.

PD.:

El Convenio secreto
.

¡Qué vergüenza!

.
La Ley 29/2005, de 29 de diciembre, de Publicidad y Comunicación Institucional establece lo siguiente: 4.1 a) “No se podrán promover o contratar campañas institucionales de publicidad y de comunicación, que tengan como finalidad destacar los logros de gestión o los objetivos alcanzados por los sujetos mencionados en el artículo 1 de esta Ley.

Y en su artículo 4.2 dice: “Los mensajes o la presentación de las campañas institucionales de publicidad y de comunicación no podrán inducir a confusión con los símbolos, ideas, expresiones, diseños o imágenes empleadas por cualquier formación política u organización social”.

La lástima es que su ámbito de aplicación es exclusivamente la Administración del Estado. Las comunidades autónomas no están concernidas. Porque si así fuera, el Gobierno de Aragón habría incumplido esa Ley total y absolutamente.

Nos encontramos inmersos en plena crisis económica. El Gobierno de Aragón ha tenido que hacer serios recortes en los presupuestos de los años 2010 y 2011. Y sin embargo no tiene ningún reparo en lanzar una obscena campaña institucional, que es toda una burla a los ciudadanos que están pasando apuros económicos, que son muchos, a los pensionistas, funcionarios, autónomos y, especialmente, parados, o simplemente a los contribuyentes que han de pagar con sus impuestos esas patéticas muestras de ostentación institucional.

Pero hay más. No sólo se trata de la improcedencia e inoportunidad del gasto, sino de que el mismo escueto texto de la campaña es una flagrante mentira. No se han mejorado 2.400 Km de carreteras. Se piensan mejorar. No se han contratado las obras todavía. Se han adjudicado de forma provisional y algunos de los tramos previstos todavía no tienen ni siquiera asegurada su financiación.


¿Cómo se puede tener la desvergüenza de vender como un logro lo que no es sino un proyecto cuya ejecución, ni siquiera completa, se iniciará en los próximos meses? Muy fácil: siendo, o diciendo ser, socialistas.
.

martes, febrero 15, 2011

La verdad se acabará sabiendo.

Vuelvo a poner el vídeo de la famosa intervención de Rubacaba el día 13 de marzo de 2004, en la jornada de reflexión previa al días de las elecciones generales:


Observen su última frase: “Y la verdad, toda la verdad se acabará sabiendo”.

Observemos ahora su comportamiento sobre aquellos hechos, casi siete años más tarde:


Dicen que refiriéndose al caso Faisán, Rubalcaba ha llegado a decir: “Es el único asunto que me preocupa de verdad, mi talón de Aquiles”. Se equivoca: todos tenemos dos talones de Aquiles. Dos.

Y el del 11-M es el otro, y muchísimo más grave que el caso Faisán. Parece ser que el propio Rodríguez Ibarra, quizás cuando ya tenía decidida su retirada de la política, aventuró que si todas las conjeturas e insinuaciones de El Mundo fueran ciertas, él mismo pediría la disolución del PSOE. Tengo la convicción de que el día que se sepa la verdad sobre el 11-M no sólo acabará la carrera política de Rubalcaba, que posiblemente ya haya acabado mucho antes, sino que Rodríguez Ibarra habrá de cumplir su palabra.

Sobre el 11-M hay un hecho relevante: se falsificaron pruebas. Y eso sólo pudo hacerse desde dentro, no por los etarras ni por los islamistas. Sólo desde dentro. ¿Cómo pudo improvisarse en tan pocas horas el montaje de la furgoneta Kangoo? ¿Y la mochila de Vallecas?

El hombre clave es el que fuera jefe de los Tédax, Sánchez Manzano.

¿Por qué, si no, creen que le protege Rubalcaba?
.

lunes, febrero 14, 2011

Merecemos un Gobierno que no nos mienta


Esta intervención de Rubalcaba se produjo en plena jornada de reflexión, el día anterior a las elecciones generales de 2004, en la que legalmente está prohibida la propaganda política. La situación, ya lo recuerdan, era de excepcionalidad, tras el gravísimo atentado de los cercanías de Madrid, que se saldó con cerca de 200 muertos. Ganó el PSOE, volcando en esos pocos días todas las previsiones de las encuestas, que volvían a dar la mayoría al PP. El caso dista mucho de estar aclarado y a estas alturas sólo se sabe que la versión oficial con que pretendió cerrarse es totalmente falsa.

Siete años más tarde España está en bancarrota, los escándalos se suceden y los nuevos parados se cuentan por millones. Es la impronta del PSOE. Ocurrió exactamente igual en su anterior periodo de gobierno, bajo la presidencia de Felipe González, aunque en esta ocasión las cosas han ido más rápidas y peor.

Rubalcaba, a quien las encuestas sitúan como el socialista mejor colocado para suceder a Zapatero, se encuentra en el ojo del huracán. Sus maniobras y el papel desempeñado por él y/o sus colaboradores más inmediatos en el chivatazo a ETA que impidió la detención del aparato de recaudación de la banda, el conocido como el caso Faisán, está siendo objeto de investigación y polémica.

He escrito algunos artículos sobre el asunto, que me permito recordar:




Las cosas se han complicado desde entonces, apareciendo nuevas evidencias:

Hoy sabemos sin ningún género de dudas que cuando el Gobierno declaró públicamente que quedaba roto el proceso de negociación con ETA a raíz del atentado de la T-4, en el que murieron dos inmigrantes ecuatorianos, mintió y siguió negociando en secreto.

El 29 de marzo de 2007, Juan Carlos Yurrebaso Atuxta fue detenido en un control rutinario en Perigueux (Francia) cuando se dirigía a Suiza a mantener una reunión con mediadores del Gobierno (que no era la primera). Pero el Gobierno había dado su palabra unos pocos meses antes de haber enterrado el proceso negociador. Se discutía entonces la presencia de ANV en las elecciones municipales de 2007. Cuando fue detenido, Yurrebaso, llevaba un móvil con una tarjeta prepago que, comprada en el País Vasco, había sido utilizada con anterioridad por García Hidalgo. Este último es militante socialista y era entonces director general de la Policía.


Calibren ustedes las implicaciones del hecho y valoren en qué manos estamos. Todo esto cuando el Gobierno aseguraba haber roto las negociaciones con ETA.

Hoy sabemos también que el jefe de la investigación intentó borrar la conversación del 'chivatazo'.


Ante la aparición de todos estos datos, el diputado del Partido Popular, Ignacio Gil Lázaro, está desarrollando desde hace tiempo una férrea labor de seguimiento del caso con preguntas continuas al ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que éste elude responder con su característica habilidad dialéctica. Pero si al principio se reía del diputado popular, su tono y sus gestos son cada vez más tensos.


Observen la tensa intervención de Rubalcaba y reparen en un detalle: parece que ataca, parece que acusa, pero en realidad se está defendiendo. Observen que no ha respondido a nada, que no ha aportado ningún dato, observen como bordea el asunto e intenta desviar la atención, observen sus maniobras de distracción focalizando la atención en un tema tangencial, como si lo relevante fueran las “aviesas” intenciones del diputado popular y no la gravedad de las imputaciones que se le formulan, sólidamente fundamentadas además, y frente a las que Rubalcaba no tiene respuesta posible sin mentir o sin autoinculparse de un delito gravísimo. Rubalcaba no puede contestar, no sabe, no quiere, no se atreve: está literalmente acojonado. Sabe que está en juego su carrera política y quizás incluso su libertad. Está implicado directamente, bien de forma voluntaria y deliberada o bien por negligencia inexcusable. Y su defensa cerrada, su obstrucción ante todos lo intentos por conocer la verdad inducen a pensar en la primera de las posibilidades.


Este es el personaje siniestro y mendaz que podría encabezar las listas del Partido Socialista Obrero Español en las próximas elecciones generales. Aunque yo no lo creo: será alguien mucho más ingenuo y vanidoso, suficientemente tonto.

PD.: El tema es complicado. Quizás estos resúmenes les ayuden a aclararse entre tantos protagonistas e implicados.


domingo, febrero 13, 2011

Documento histórico

El diccionario Progre-español

Lo peor de la estupidez no es el peligro de contagio, pues hay quienes se esfuerzan (nos esforzamos) en vacunarse y prevenirse contra ella. Lo peor es que la hagan obligatoria. Entonces, es inevitable rebelarse. 

Hace poco escribía yo un artículo con un título insultante (o simplemente definitorio):


Y hubo amigos que en privado me lo afearon, por lo agresivo que, según ellos, resultaba.

Luego, plumas más autorizadas que la mía han incidido en el tema, aunque con una corrección de estilo impuesta por los tiempos que corren. Y es que no hay que olvidarse de las imbécilas, que también ocupan puestos de honor. Y aunque yo me refería a ellas (nunca pretendí, válgame el Cielo, excluirlas) con el plural genérico, que gramaticalmente es el masculino -con significado neutro cuando es plural-, ahora nos exigen, por Ley nada menos, que nos refiramos a ellas con su correspondiente femenino plural. Accedamos a sus deseos: imbécilas, pues. Las tienen ustedes en la foto de arriba.


Vean a qué grados de estupidez colectiva nos quieren arrastrar:


Yo empiezo a encontrar urgente el que nos libremos de la tiranía de los estúpidos y pseudoprogres (de los imbéciles e imbécilas). Apartémoslos del gobierno y asegurémonos de que no vuelven en al menos treinta años.
.

sábado, febrero 12, 2011

Catedral de la Almudena. Madrid

.

Marcelino en estado puro

.
O mentiroso o ignorante. O quizás ambas cosas.

Hace poco más de diez días, tuvo lugar en Zaragoza una convención del Partido Socialista Obrero Español.

Y en ella, quizás para contrarrestar el dato demoledor de que en Aragón, por primera vez en la Historia, se han superado los cien mil parados (103.000), Marcelino Iglesias no tuvo reparos en afirmar que «mañana irán a trabajar 135.000 personas más que hace 12 años».


Una falacia.

La oposición se ha apresurado a contrastar las cifras y a desmentirlas.

Hay 135.000 personas más en edad y disposición de trabajar, lo que se conoce como “población activa”. Pero de ellas, sólo 70.000 están trabajando, y el resto, 65.000, están en paro.

Como señala Rosa Plantagenet, o Marcelino Iglesias desconoce -algo nada improbable- la diferencia entre “activos” y “ocupados” o no le importa mentir -también muy posible-, fiado en la desinformación y credulidad de los aragoneses.

En cualquiera de ambos casos, esto es lo que nos ha gobernado en los últimos doce años. Así nos va.
.

lunes, febrero 07, 2011

Lengua común

.
Vuelvo a preguntar lo mismo: ¿por qué fomentar lo que nos diferencia es más progresista que promover lo que nos une?

.


La época de la crisis de Perejil

Escribir un blog exige cierto rigor, más que nada porque siempre hay quien puede afearnos, merecidamente, las licencias demagógicas en que incurramos o las imprecisiones en los datos o las fuentes.

Hace ya tiempo escribí yo una entrada que ha merecido ciertas críticas:


Decía yo que la entrevista entre Zapatero, acompañado de Trinidad Jiménez, y Mohamed VI se había producido en la época de la crisis de Perejil. Una imprecisión. La visita de Zapatero a Marruecos, siendo líder de la oposición, se produjo el 18 de diciembre de 2001 y la invasión y recuperación del islote de Perejil se produjo en julio de 2002. Cierto es que la toma de Perejil se produjo en una de esos periódicos momentos de desencuentro en que Marruecos retira a su embajador en España, posiblemente para desviar la atención de sus problemas internos, y que en aquel entonces se prolongó varios meses. Pero la visita de Zapatero no se produjo después de la toma de Perejil, sino antes.

Lo curioso es que mi intervención ha sido objeto en dos días de cinco intervenciones, todas ellas redactadas en el mismo sentido recriminatorio, lo que no está nada mal para una entrada que ya no está, ni mucho menos, en la primera página del blog sino que se escribió meses atrás. Una de dos, o se trata del mismo autor que usa diferentes pseudónimos o es que hay un equipo de guardia, de sesgo indudablemente prosocialista a juzgar por la beligerancia de su tono, rastreando este tipo de cosas en la red. Se trata de Blas, Jorge, Juancico, Galeano y Boquete. Agradezco a todos ellos su aclaración y pido disculpas por la imprecisión de mi lenguaje.

Uno de ellos me adjunta esta noticia de El País:


Es un artículo, éste de El País, que hay que leer con atención: «El líder socialista quedó ayer convencido de que Marruecos va por buen camino y prometió a sus interlocutores 'explicar en España de manera clara y continua cuál es el proyecto de modernización que encarna la actual monarquía en Marruecos'», por ejemplo. ¿Creen que ahora podría explicar el proyecto de modernización de la monarquía marroquí?

Pero los saharauis han conocido más tarde a Zapatero:


La intermediación de Zapatero no fue bienvenida por parte del Gobierno de Aznar, pues, entre otras cosas, las relaciones exteriores son una de las más claras competencias del Estado y del Gobierno de la Nación y la intromisión en ellas de un miembro de la oposición pueden ser interpretadas -yo así lo hago- como un claro ejemplo de deslealtad. Pero sabiendo, retrospectivamente, todo lo que sabemos de Zapatero -sus conversaciones con ETA, por ejemplo-, creo que su deslealtad a estas alturas está más que probada.

Sobre aquel viaje de Zapatero circularon luego ciertos intentos de intoxicación con fotos trucadas, de los que tuvimos ocasión de hablar en el foro de Carlos56:



Lo significativo es que en la foto -esta sí, auténtica- de la sala en que se desarrolló la reunión, el mapa muestra el Sahara y las islas Canarias con el mismo color de Marruecos, demostrando de forma indudable su reivindicación de esos territorios ante dos políticos españoles que sonreían a Mohamed VI, a pesar de esa notoria descortesía diplomática.

No sé si envalentonado ante la evidente división interna española que demostró o dio a entender Zapatero -tan torpe en esto como ha demostrado serlo más tarde en todo lo demás- el régimen marroquí tomó meses después el islote de Perejil.

Pero decir que la visita de Zapatero se produjo en la época de Perejil ha sido una exageración, parece. No fue en esa época. Hubo un lapso de siete meses entre ambos acontecimientos.

PD.: No puedo por menos que preguntarme, hoy día, en que Trinidad Jiménez es ministra de Exteriores, ¿cómo le sentaría al Gobierno una intromisión similar por parte del líder del PP?

No obstante, espero que ese hecho nunca se produzca. Ni creo que sea posible. Hay más prudencia, responsabilidad y lealtad en la derecha que los que nunca haya tenido Zapatero.
.

Número de visitas