miércoles, noviembre 26, 2008

Un retrato preciso

Siempre he considerado a José María Carrascal un maestro del periodismo de opinión.

Algún periodista americano ha llegado a comparar a Obama con Zapatero, con un análisis tan escasamente profundo como el que supone destacar la coincidencia en la fecha de nacimiento, la altura, la afición por el baloncesto o el tener cada uno de ellos dos hijas.

Carrascal señala las diferencias en su artículo, que son más profundas y abundantes que las semejanzas.

Nuestro falso Obama

Más o menos coincide conmigo en su diagnóstico.
.
Si yo tuviera que destacar tres rasgos definitorios de Zapatero, yo diría: el sectarismo, la irresponsabilidad y la mendacidad.
.
Zapatero es un tipo de individuo con el que, de haberlo conocido en mi vida privada, yo nunca hubiera podido entablar amistad. Desprecio a la gente como él, por principio.
.

6 comentarios:

Carlos56 dijo...

Pues mira que yo creí que Mr. Hoaglan, con sus comparaciones, estaba choteándoese.

Oroel dijo...

Pues no creo, porque se dirigía al público americano, que, obviamente, tiene poca idea de quien pueda ser este peculiar Shoemaker. Si se hubiera dirigido a lectores españoles, no hay duda, estaría choteándose.

Mike dijo...

Carrascal es de los pocos imprescindibles en la opinión escrita.

En cuanto a La Ceja, tiene a mucha gente obnubilada. Y contra eso es dificil luchar.

Y eso que aún no ha salido ninguna militante dedicándole una carta a sus carnosos labios, como sucedió con F. González...

Oroel dijo...

Coño, Mike, esa carta a los carnosos labios de Felipe González sería impagable. Si la encuentras no dudes en colgarla en tu blog.

Javier Solera dijo...

Desde luego, comparar a Obama con Zapatero es absurdo.
Zapatero podría encuadrarse, a duras penas, en la socialdemocracia, mientras Obama claramente es conservador moderado, como su partido.
Respecto a tu última apreciación, me ha llamado mucho la atención.
A mí, con los políticos españoles, me suele pasar distinto.
Tanto de Rajoy como Zapatero, pienso que son hombres con los que podría hablar tranquilamente en un bar, tomando una caña.
Pero como dirigentes... sin comentarios.
Un saludo.

nika dijo...

Si Obama se parece en algo a Zapatero ¡pobres americanos... la que les espera!

saludos


Número de visitas