lunes, octubre 10, 2011

La jota y el dance


Hasta en eso se notan las opciones políticas. Increíble, pero cierto.

Me contaba un conocido que Juan Martín, el portavoz de Chunta Aragonesista, se quejaba en un acto más o menos oficial amenizado por jotas de que echaba en falta más “folk” (sic) aragonés.

No me digan que no es sorprendente, pues, ¿qué otra cosa es la jota que la expresión más genuina -aunque por supuesto no la única- del folklore aragonés?

Otra persona me hizo notar un hecho curioso, y es que en aquellos lugares donde CHA tiene cierto arraigo, se ha potenciado el dance en detrimento de la jota. Recientemente tuve ocasión de comprobarlo en las fiestas de Villamayor, al lado mismo de Zaragoza y en pleno valle del Ebro, donde pude asistir a la subida a la ermita -con una fantástica vista de la ciudad de Zaragoza, donde muchas personas suben a ver los fuegos artificiales de la capital en fiestas- amenizada por danzantes (“paloteao” y baile de las cintas). Ya saben, dulzaina y tambor. En esa población el alcalde es de CHA, una de las pocas que gobiernan en Aragón.
.
Zaragoza vista desde Villamayor

Yo, ni que decir tiene, no soy aragonés de dulzaina y tambor, sino de bandurria y castañuela (y de Verdi y de Springsteen…)

Y es que son unos aragoneses raros estos, que desconocen y abominan de una de las más representativas señas de identidad aragonesas, que cantan el Canto a la Libertad de José Antonio Labordeta alzando el puño izquierdo (¿cómo pueden pretender convertir en el himno de todos los aragoneses -incluidos quienes somos de derechas- una canción que cantan alzando el puño izquierdo?) y que se ausentan en el homenaje a los héroes de los Sitios de Zaragoza, una auténtica epopeya aragonesa que sorprendió al mundo y que ha pasado a figurar en la Historia universal.

Hay quien dice, medio broma, medio en serio, que los chunteros consideran que la jota es un invento franquista. Me cuesta creerlo. La zarzuela Gigantes y cabezudos se estrenó en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, el día 28 de noviembre de 1898 (Franco todavía no había cumplido los seis años), y gran parte de su música está inspirada en ese baile regional. 


Digo que son unos aragoneses raros, como raros son todos esos partidos que pueblan todas y cada una de las comunidades autónomas españolas y que se definen al mismo tiempo como nacionalistas y de izquierdas. Una indudable contradictio in terminis ésta, la de alguien que definiéndose de izquierdas trocea y limita el ámbito de su solidaridad. 

En las próximas elecciones del 20-N CHA concurrirá en coalición con IU en donde esperan sacar un diputado por la circunscripción de Zaragoza. En base a los resultados obtenidos en las pasadas elecciones generales, se van a repartir el tiempo de la legislatura, ocupando el escaño el candidato de CHA los primeros 31 meses y los 17 restantes el de IU. 

El acuerdo de coalición de CHA e IU es otra mala noticia para el PSOE pues es más que posible que de obtener un escaño, éste se reste de los que pudieran obtener los socialistas.
.

7 comentarios:

Urbez dijo...

En Aragón existe un extraordinario repertorio de bailes y cantos populares, que se han simplificado como consecuencia del arraigo e implantación definitiva de la jota. Esta danza ha ido desplazando con el tiempo a otras como el fandango, el bolero o la aldaba, con modalidades muy diversas según el lugar del que procedían. Las fórmulas coreográficas son simples e imitan el desarrollo del baile de salón por parejas, alejándose de las escuadras o conjuntos.

La jota ha alcanzado una notable celebridad tanto dentro como fuera de sus fronteras. Muchos grandes ballets internacionales la incluyen en su repertorio y son varios los compositores de renombre que la han incorporado a sus composiciones, siendo tema central de alguna de nuestras zarzuelas, llegando a cotas de gran magnificencia en la voz de los mejores tenores del mundo.

Pero no es la jota la única danza popular de Aragón. La geografía de esta tierra está llena de otras muchas manifestaciones de este tipo, algunas tan antiguas que se pierden en la memoria de los tiempos. Tal es el caso de la Contradanza de Cetina, un acto único en todo Aragón que ha subsistido a través de los siglos transmitiéndose de padres a hijos. Se interpreta el 19 de mayo, festividad de San Juan Lorenzo, patrono de la localidad, para conmemorar la muerte del santo, franciscano martirizado en Granada en 1379 que, según la tradición, fue víctima de un rey moro llamado Mahomet.

Urbez dijo...

La Contradanza se incluye en el esquema de un dance de pastoreo. Sus mudanzas son francamente originales, con restos de gran valor folclórico de ritos agrícolas muy antiguos que han pasado a formar parte de una danza de máscaras de raíz religiosa.

dicen que sus orígenes están en las danzas celtas. La dureza de los ejercicios y saltos exigen a los intérpretes una gran resistencia física. Los danzantes, cubiertos con caretas y vestidos con un ropaje de trazos blancos y negros que simula un esqueleto. Otro, ataviado de rojo, simboliza al diablo. Es una danza nocturna de más de dos horas de duración. Los ejecutantes llevan en la mano una gran antorcha encendida, lo que convierte al acto en un espectáculo impresionante. La vistosidad de la Contradanza y la originalidad de su vestimenta han conseguido que los danzantes de Cetina hayan sido requeridos en más de una ocasión para representar la danza a varios países europeos.

En Leciñena se interpretan las seguidillas, conocidas en todo Aragón. Se ejecutan el 15 de marzo para celebrar la aparición de la Virgen del Magallón al pastor Marcén. Parece ser que el origen de este baile es manchego. Difundido por toda España, alcanzó un alto grado de popularidad en Aragón a finales del siglo XVIII. Hay quienes aseguran que las populares sevillanas andaluzas arrancan de las seguidillas. La forma de las de Leciñena es la habitual. Se inicia el cante y el baile con dos coplas y se termina con una despedida.

Como en los casos anteriores, el Alacay de Ansó también es un baile religioso. Se trata de una danza en la que los componentes de la cofradía que desfila primero van ataviados con traje de abolengo, portando picas de tres palos cortos cruzados sobre ellas, adornados con cintas multicolores. Cinco parejas danzan al son del chiflo y el tambor, sosteniendo cada una un pañuelo de seda por los extremos y formándose un corro que pasa en fila por debajo de otro pañuelo que el mayordomo y la mayordoma levantan cada vez.

Un carácter más campestre tienen los bailes de arcos, adornados con flores con las que se formaban figuras. En la actualidad están incorporados a otros dances como el de Tauste o el de Buste. En Illueca y otras localidades existen todavía bailes de corro denominados somorondones o somerondrón, y que en Gotor, Sestrica, Jarque y numerosos pueblos ribereños del río Aranda se conocen como chimilindrón.

En el Bajo Aragón se conserva el rodat o rueda de hombres solos alrededor de hogueras. En Alcañiz, durante la plega de las aceitunas, una mujer canta en el centro del corro mientras que éste gira y repite los dos últimos versos de cada cuarteto, finalizando la cantante solista con chillidos muy agudos.

Son numerosos los bailes que se incluyen dentro del dance aragonés. Como hemos visto en el caso de la Contradanza de Cetina, el dance es una representación teatral, popular y religiosa que se desarrolla al aire libre y que suele tener como escenario habitual las puertas de las iglesias. También es normal el acompañamiento de procesiones y romerías, a los que se suman bailes y mudanzas de palos, espadas, arcos y cintas. Algunos de ellos se componen de un diálogo de pastores, en otros, los protagonistas son moros y cristianos y existe un tercero que representa el bien y el mal, simbolizados por un ángel y un demonio. Otros elementos del dance son las loas, los dichos, las descripciones de acontecimientos o las críticas a las costumbres populares.

Muchos son los dances que florecen en el mapa folclórico aragonés. Como ejemplo, además de los descritos, basta citar el Pito de Yebra de Basa, la Morisma de Aínsa, la Pastorada de Gallur y los dances de Robres y de Sariñena.

http://www.comarcaacomarca.com/tradiciones-y-artesan%EDa-de-arag%F3n.html?q=El%20Baile%20Aragon%E9s

Sin comentarios, Oroel. Desconoces de lo que hablas, una pena. Como verás es una página del gobierno de Aragón, que nadie discute. Por otro lado, sobre gustos no hay nada escrito, y de allí hacer un artículo así, no sé, no sé.

Oroel dijo...

Esperaba tu visita, en cuanto he hablado de CHA. Me has dejado abrumado con tus conocimientos, hasta que he visto que se trataba de la copia de una página especializada en el tema.

Me sorprende esa referencia a la “aldaba” como una de las danzas desplazadas por la jota. Yo siempre había creído que se trataba, y se decía, la “albada”. Imagino que el autor de esa página la sometió al corrector de Word.

Pero, en fin, tienes razón. No sé nada del tema.

Urbez dijo...

Hombre, creo que hay dos programas de jotas, que de vez en cuando veo, y hacen especiales a todas horas, de jota y sólo jota. Y claro, se critica el reduccionismo de todo hacia la jota. Yo que mi familia es de pueblos de danzas y variado folklore, llevo viendo bailar dances desde mi infancia.También he visto recuperar, hacer esfuerzos etnográficos, diversas bailes y cantos que no son jotas. Es un hecho, creo que incontestable, que hubo una reducción del folklore aragones hacia la jota durante el franquismo. Pero la gente ha investigado, de todas la ideologías, se ha trabajado mucho por recuperar las danzas y las canciones, y creo que todo el mundo de esos lugares se emociona cuando se ven recuperados. Yo así lo veo, por eso creo que te has pasado, creo que cometes un error a reducir esas cosas a nacionalismo, porque no lo son. Si ves la indumentaria que sale en la ofrenda ahora, y la que salía hace veinte años, verás el mismo esfuerzo por recuperar indumentarias. Y no creo que sean todos nacionalistas ¿ verdad ?. Un saludo amigo.

Alejandro dijo...

Pues yo nunca lo había visto así, pero he hablado con mi familia política que está metida profesionalmente en el mundo de la jota y me confirman tu versión. En ciertos círculos el "folk" se considera progre mientras que la jota es facha. ¡Bueh!

A mi la verdad es que no me gusta la jota (así, en general, siempre hay excepciones), pero nunca me lo he planteado como un asunto político. Es una cuestión estética que sería muy largo desarrollar aquí. Y además los últimos años he sufrido una inmersión jotera más que regular, con lo que lo mío no es manía ni pose. HE ESCUCHADO y leido JOTAS y puedo decir que no me gustan.

Otras manifestaciones del folclore aragonés no me vuelven loco pero al menos no me repelen como la jota.

¿Soy un mal aragonés por no gustarme la jota? Pues no lo sé. Tampoco sé qué es exactamente ser un "buen aragonés".

De todas formas, esa manía de adscribirle alineamiento político a TODO me parece absurda. Parece que ser de derechas o de izquierdas debe condicionar ya todos los aspectos de tu vida. como si no pudiera haber uno de izquierdas aficionado a los toros o uno de derechas al que le guste Sabina.

Oroel dijo...

A mí me gusta Sabina -uno de los mejores letristas de la canción española de los últimos años- aunque su alineación con el movimiento de la "zeja" o muchas de sus declaraciones, totalmente identificables con la pseudoprgresía más ortodoxa, me estomaguen. Y me encanta Serrat. Su canción "Para la Libertad" da nombre a mi blog.

Hay jotas y jotas. A mí me emociona La Magallonera, por ejemplo, o S´ha feito de nuey, que colgué en este mismo blog hace pocas fechas. Otras, por supuesto, no me gustan.

Una de las características de las personas cultas -sin caer en falsas vanidades- es el de la amplitud de gustos. El que pueda gustarme pasión Vega cantando "Fina estampa" no impide que me guste "Nessun dorma" del Turandot de Puccini o "I want to break free" de Queen. La cultura, la poca que yo pueda tener, no me ha dotado de gustos complejos -la música que he citado le suele gustar a todo el mundo- sino de gustos amplios. Me gustan muchas cosas.

También, ¡ay!, me disgustan muchas más.

Alejandro dijo...

Sabina para mi es un gran artista pero tengo oido que personalmente (y no me refiero ya a su alineación política) es bastante impresentable. Pero bueno, una cosa no tiene que ver con la otra. Grandísimos genios como Picasso, Hitchcock, Beethoven,... eran auténtica gentuza. Pero eran genios. Dejemos a un lado su personalidad o ideología y disfrutemos de su arte.

S´ha feito de nuey a mi también me gusta, especialmente la versión que colgaste, pero ten en cuenta que es una jota moderna (escrita en los 80) y que ni en estructura poética, ni en música, ni en letra, responde al esquema clásico de la jota tradicional que es mucho más encorsetada en unas formas inamovibles y repetitivas. Y por supuesto la forma de cantar en la versión que tu colgaste para nada se parece a un jotero "de los de siempre".

No me extrañaría que más de un "purista" tuerza el gesto ante esta jota.


Número de visitas