sábado, julio 31, 2010

Los toros en Cataluña

Como saben, se han prohibido las corridas de toros en Cataluña.

Cataluña prohíbe los toros

No me gustan los toros.

Tengo sobre el tema opiniones encontradas y contradictorias. Es por eso que no entraré en análisis muy profundos. Unos dicen que la fiesta de los toros es una expresión artística. Yo lo considero una salvajada. Y además me aburre soberanamente. Pero también existe la pesca deportiva, y la caza... Resuelvo mis dudas absteniéndome de ir. No puedo imponer mis convicciones a los demás, por más que me disgusten su actitud o sus aficiones, que considero bárbaras.

Simplemente quiero centrarme en la hipocresía nacionalista, que me parece incontestable. Que un tipejo repugnante como Carod, que acudió a entrevistarse con los cabecillas etarras para pedir que no atentaran en Cataluña (pero no dijo nada, parece, del resto de España), pueda invocar ahora los derechos de los animales mueve a risa y a indignación. Que quieran expulsar los toros de Cataluña porque es una símbolo inequívocamente español es no sólo una evidencia, sino, admitámoslo, algo legítimo. Es legítimo, insisto: pueden por tanto decirlo. Pero evitan decirlo. Puede estarse o no de acuerdo con ello, puede incluso indignar a quienes nos sentimos españoles, porque de la misma forma que rechazan un símbolo de españolidad -que yo no comparto- pueden estar intentando, y de hecho lo hacen, intentar eliminar otros símbolos que sí comparto. El idioma es uno de ellos, aunque en este caso el problema no es el símbolo de identidad sino los derechos de los hablantes.

¿Por qué los nacionalistas se empeñan en ocultar el verdadero propósito que les mueve? ¿Por qué invocan un argumento que todos sabemos que es clamorosamente falso en sus labios? ¿Por qué tratan de enmascarar o disimular ese objetivo diferenciador, invocando por el contrario la modernidad, la civilización, la defensa de los animales y evitan referirse a su doctrina nacionalista? ¿Acaso tienen mala conciencia? Si yo fuera nacionalista, también la tendría. Es eso exactamente lo que les pasa. Se avergüenzan de ser lo que son, pero le sacan rédito.
.
.

viernes, julio 30, 2010

No tienen vergüenza


.
.

He oído y leído muchos comentarios de pensionistas y jubilados indignados. ¿Cómo se puede decir que no van a perder poder adquisitivo cuando se acaba de subir el IVA dos puntos?

Pensar que los jubilados dejan de tener buen juicio cuando se retiran es equivocarse mucho.


Van a perder las próximas elecciones.
.

miércoles, julio 28, 2010

La frase del día

"Estoy firmemente convencido de que España es el pais más fuerte del mundo. Lleva siglos queriendo destruirse a si misma y todavía no lo ha conseguido"

Otto Von Bismark
.

martes, julio 27, 2010

La respuesta de Savater

Lengua de madera

En su artículo Apuntes sobre Cataluña y España, Carme Chacón y Felipe González vuelven a asegurarnos que la inmersión lingüística "cohesiona a Cataluña". Y siguen sin aclarar el gran misterio: por qué el empeño franquista de cohesionar a España por medio de la inmersión lingüística en castellano fue un atropello, pero el mismo método aplicado en Cataluña supone una reivindicación progresista.

Claro que probablemente esa afirmación no es más que otro tópico de los que abundan en el artículo, que en parte parece uno de esos textos generados automáticamente por ordenador yuxtaponiendo frases hechas tomadas de la memoria de archivo. Puede que hoy sea militancia pura y dura en tiempos tormentosos, pero en mi juventud a ese discurso político se le llamaba langue de bois. Y no auguraba un futuro muy radiante a quienes no sabían salir de él.

Fernado Savater en El País de hoy, día 27 de julio.
.

Chiste (reflexión)

.

¿Nación de naciones?

Decíamos hasta hace poco que al menos Felipe González, a pesar de que nos dejó España, su economía, como un solar, tenía sentido de Estado. Hoy ya sabemos que tampoco.

Ni siquiera tiene memoria. Y si la tiene, entonces es que no tiene vergüenza. 

El tipo ha escrito un impagable artículo junto con Carme Chacón (la que se definió a sí misma como la “niña de Felipe”); impagable porque demuestra de forma explícita y ya sin disimulos donde está el PSOE, todo él, hoy mismo: le sobra la E, sin ambages. Ya no queda socialismo español en España. Hay, posiblemente, algún residuo de socialismo -ni siquiera creo que este multimillonario que dicen que es hoy Felipe lo sea-, pero no creo que sea español.

Creo que si Felipe González mantenía -y creo que así era- alguna autoridad moral y la confianza de muchos socialistas dentro de su partido, las acaba de traicionar con este artículo. Si pensaban que era un hombre de Estado, ya ven que no. Si pensaban que era un socialista español, ya ven que tampoco.

Lean y juzguen por ustedes mismos.


Felipe González fue uno de los padres de la LOAPA -recuerden: Ley Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico-, pactada con la UCD en 1982, poco antes de llegar al poder, que luego el Tribunal Constitucional capó como consecuencia del recurso de los partidos nacionalistas, negándole el carácter armonizador y orgánico, para dejarla convertida en simple Ley del Proceso Autonómico.

Y recuérdese que fue Alianza Popular, mal hecho, quien legisló la obligación de conocer el gallego en Galicia, y que fue Felipe González, bien hecho entonces, quien recurrió ante el Tribunal Constitucional, que le dio la razón en 1986.

¿Qué ha cambiado desde entonces? Porque la Constitución sigue siendo la misma. Quizás el que ha cambiado es Felipe González. 

El artículo de Felipe González y Carme Chacón es merecedor, más bien necesita, una amplia y documentada refutación, seguramente con argumentación más técnica que los simples comentarios periodísticos o la que yo mismo, un profano en la materia, pudiera aportar. No obstante, y a la espera de que esa refutación de carácter académico se produzca, adelanto lo que he podido leer sobre el tema.








¿Nación de naciones? Eso es un artefacto conceptual de muy difícil digestión, que me recuerda al misterio de la Santísima Trinidad. Pero si la religión -al cabo una cuestión de fe- permite incursiones en terrenos situados fuera de la lógica, el Derecho está obligado a moverse en la más estricta precisión terminológica, en la exacta exposición de sus premisas y conclusiones y en la lógica más cartesiana y rigurosa. Cabe la retórica, pero no la poesía. Estoy absolutamente convencido de que ni González ni Chacón saben qué han querido decir ni sabrían cómo explicarlo. Y mucho menos cómo se permiten emplear para argumentar jurídicamente su posición sobre el tema un término que no figura en la Constitución. Porque si no figura en la Constitución, no existe jurídicamente. ¿Ellos opinan que España es una Nación de naciones? La Constitución lo niega. Y si quieren que España sea una Nación de naciones deben proponer una reforma constitucional que recoja ese término, ese artefacto conceptual, y someterlo al trámite correspondiente, consulta popular incluida. Y mientras tanto, por la responsabilidad moral del uno como expresidente y la institucional de la otra como ministra, callarse. Dejarse de innovaciones y afirmaciones categóricas dando por existente lo que no existe.

Por cierto, que la ministra todavía está sujeta al mandato, voluntariamente asumido con su promesa de guardar y hacer guardar la Constitución, cuando accedió a su cargo.

El artículo es pavoroso desde muchos puntos de vista. No pretendo agotar su análisis.

La inmersión lingüística -una indudable vulneración de derechos ciudadanos- aporta, según ellos, cohesión a Cataluña. Fastuoso. ¿Deben sacrificarse los derechos ciudadanos en aras de esa cohesión? Si el idioma elegido fuera el castellano, me permito conjeturar, en definitiva un idioma único para todos, también habría cohesión. Porque, ¿la cohesión se logra imponiendo un único idioma? ¿Y no importa entonces la cohesión española? Como acertadamente señala Pedro J. Ramírez y antes le oí a Albert Rivera, se pretende la diversidad española (que es lógicamente respetuosa con una ciudadanía diversa) pero la uniformidad catalana (que sólo puede logarse por la imposición). 

Hemos de poner de manifiesto, dicen, que “la Constitución de 1978 fue un punto de encuentro y de partida”, con lo que asumen la trampa desleal de los nacionalistas, para quienes la Constitución no fue ni un punto de llegada, una meta por tanto, ni un marco de convivencia, sino un camino hacia sus objetivos. Unos objetivos asumidos como propios hoy por el socialismo. Hemos de poner de manifiesto, vuelven a decir, que “la concepción de España como "Nación de naciones" nos fortalece a todos”. Afirmación indemostrada y seguramente indemostrable. ¿Cómo nos fortalece, de qué modo, en qué y en qué medida? Porque muchos lo único que vemos es que los únicos fortalecidos son los nacionalismos identitarios, cada vez más cerca de su objetivo, toda vez que ni siquiera les hace falta detentar el poder para que sea el mismo PSOE el que asuma y luche por sus objetivos. 

Decía hace poco Rodríguez que el Partido Socialista es el que más se parece a España. No creo que sea cierto. Hoy sólo representa a los desafectos con la idea de España, a quienes precisamente no se sienten españoles, a quienes se “sienten nación”… otra nación.

Este artículo que hoy glosamos es la prueba.

Espero que políticos y juristas lo analicen y desmonten argumentalmente.
.

domingo, julio 25, 2010

¡Cómo miente!

.
La frase más significativa es la del final de la intervención de Zapatero (o sea, Rodríguez): “Estamos mucho mejor de lo que parece, y lo vais a vivir”. Es mentira, por supuesto. Pero una cosa es que su capacidad de mentir permanezca intacta o incluso mejorada por la práctica, y otra cosa es que conserve la habilidad de engañar, seriamente disminuida últimamente. Mentir y engañar son dos cosas muy distintas.

Pero a mí la frase que más me ha llamado la atención es otra mentira, todavía más clamorosa: “Somos el partido que está en toda España”. ¿También en Cataluña? No, no es cierto, ni está en Cataluña ni está, en consecuencia, en toda España. Hoy son dos los partidos que están en toda España: el PP y UPyD. El PSOE no. El PSOE está roto o a punto de romperse. En Cataluña hay otra cosa, que se dice socialista sin serlo, una cosa oportunista, que ni es carne ni pescado, pero que no forma parte del PSOE ni representa al socialismo español, si es que tal cosa existe hoy en España.

Fíjense en la primera frase: “Estamos mucho mejor...”  Y fijémonos en los recientes recortes en las inversiones en infraestructuras en nuestro país.

La foto es la de las obras del viaducto sobre el río Guarga. Así se queda.

Observen que ha habido unos recortes terriblemente drásticos, muy medidos desde el punto de vista de la aritmética electoral nacional, sacrificando a las autonomías menos pobladas y que menor número de escaños aportan al parlamento nacional. Aunque eso signifique el sacrificio inmisericorde de la clientela socialista en ellas. Los militantes socialistas aragoneses, por ejemplo, que llevan once años disfrutando del momio ya saben a quien deben agradecer su inminente ingreso (diez meses les quedan) en las filas del paro. Al mismo personaje de quien ya se acuerdan varias veces al día los más de cuatro millones de parados españoles.

Pero, ¿por qué estas medidas tan drásticas si “estamos mejor de lo que parece”? Pues muy fácil: por que no es verdad. Porque en realidad estamos mucho peor de lo que parece. Ciertamente, la frasecita ha suscitado mucho escepticismo, creo que incluso en las filas socialistas. O especialmente en las filas socialistas. El coste electoral de estas medidas va a ser atroz. ¿Por qué entonces? Pues porque son medidas desesperadas, extremas. ¿Y cuándo se toman medidas extremas? Precisamente en situaciones desesperadas, cuando no hay otra alternativa o cuando las alternativas son peores: suspensión del pago de las pensiones, de los subsidios del paro y del sueldo de los funcionarios. La alternativa era el corralito y la revolución social. No descartable todavía.

El repaso de las condiciones de este parón que ha hecho el Heraldo de Aragón es significativo: viaductos a medio construir, abandono de material carísimo sometido a un seguro deterioro, taludes y terraplenes expuestos a la erosión, peligrosísimos separadores de hormigón dejados como trampas para los conductores... La situación, señores, es de emergencia nacional. No nos lo dirán, pero nos lo están demostrando con sus hechos. Sólo hay que tener ojos en la cara. Quien no lo vea ahora lo verá en septiembre.

Pero mientras tanto, y permítanme que me ciña ahora a Aragón, los asesores que no asesoran siguen cobrando, las comarcas y sus consejeros sin función reconocible siguen impertérritos, las cabinas de la Expo siguen funcionando vacías, los barquitos igualmente vacíos surcan el Ebro, nadie ha oído que Belloch reconsidere la viabilidad y oportunidad de Expopaisajes o de la capitalidad cultural, Motorland sigue adelante, hay quien todavía sueña con Gran Scala, y todavía hay ingenuos que lamentan el parón de las obras de Monrepós porque cuestiona la viabilidad de la candidatura olímpica de los juegos de invierno de no sé qué año. ¿Candidatura olímpica? ¿Pero están locos o qué?

Estamos al borde del precipicio como Nación, sin viabilidad casi ya ni política ni económica, y todavía hay quien pugna y se esfuerza por acelerar el paso. Increíble.
.

Los brotes verdes que se ha fumao


.

sábado, julio 24, 2010

Esto es el nacionalismo

.
Nacionalista es una de las cosas más estúpidas que se puede ser en esta vida.

O como decía Brassens: “Los nacionalistas son los imbéciles orgullosos de haber nacido en alguna parte”. (Aunque, ¡coño!, esa cariñosa definición no sirve con Montilla. Pero... ¿no habíamos quedado en que era socialista?)

Los ejemplos, lamentablemente, en lugar de disminuir, últimamente sobreabundan en España. Y es que ante el nacionalismo, la condescendencia es contraproducente. Porque Zapatero no parece haber comprendido que la obligación de defender el derecho de cualquiera a expresar sus puntos de vista no le obliga a defender tales puntos de vista. O quizás no los defiende, sino que se suma a ellos y los apoya por puro rédito electoral... que es lo más probable, conociendo al personaje.




Y esta es la opinión de Alfonso Ussía:


Copio parte de un comentario al artículo de Ussía que me parece particularmente lúcido:

“Pero lo que no entiendo es como conociendo el percal hay padres que mandan sus hijos a campamentos sectarios "a aprender euskera" a un campamento de secta de éstos. Es como meterse en la secta Moon aposta y después quejarte que te han robado el dinero. Si canta a la legua que le van a lavar el cerebro al chaval para hacer un abertzale de pro. Y si pueden convertirte en sicario etarra, mejor. ¡Coñe!, menos imbecilidad y menos mandar a los críos a fábricas de lavado de cerebro, a menos que esos padres quieran a sus hijos con el cerebro centrifugado y seco tras la sobredosis de txapela. Muy apestoso todo por los papás, por los batasuno-monitores y por todo. Un asco”.

Pero sobre el nacionalismo ha opinado mucha otra gente:






Esos campamentos vasco y catalán... esos monitores... me evocan otras épocas de la Historia. No debiéramos dejar que se repita.
.
.

10 años


.

viernes, julio 23, 2010

Marcelino está triste

¿Qué tendrá Marcelino?
.
.
Observen la foto. Marcelino Iglesias es ese señor de cara compungida que se sienta al final de la primera fila. Está celebrando, con esa indescriptible cara de alegría, el décimo aniversario de la llegada de José Luis Rodríguez Zapatero a la secretaría general del PSOE.

El ministro de Fomento, José Blanco -que es el señor que se encuentra en primer plano, a la derecha de la imagen, con gafas-, acaba de anunciar un importante recorte en las infraestructuras que se están llevando a cabo actualmente en España. Como siempre, desde que se puso en marcha este malhadado sistema autonómico, la fiesta va por barrios.

No he podido hallar en Internet un gráfico que he visto en la edición impresa de El Mundo, en donde aparecían las infraestructuras que realiza el Estado en cada Comunidad, y sobre esas barras aparecían superpuestas las paralizadas ahora. Cataluña es la que más obras tiene en marcha, con mucha diferencia sobre el resto, por lo que el recorte es porcentualmente muy escaso. La comunidad porcentualmente más afectada por los recortes es Cantabria, seguida de Aragón.

Claramente, Zapatero y Blanco han hecho sus cálculos en función de las elecciones generales, castigando a las comunidades menos pobladas y que son las que menos escaños ponen en juego. Pero no ha dudado en sacrificar para ello a sus correligionarios en ellas, a los que condena a la pérdida de las elecciones y al paro. No digo que no se lo merezcan por pusilánimes y aprovechados, más pendientes de los intereses del partido y de los suyos propios que del interés general, pero conviene que sepan a quien deben el oscuro futuro que les amenaza, que, por cierto, para el común de los mortales no es mucho mejor.
.

Nunca consideré que el trazado elegido entre Huesca y Pamplona fuera el más adecuado, y sigo pensado que si se hubiera optado por el más lógico (Huesca-Ejea de los Caballeros-Sangüesa-Pamplona) ya se hubiera acabado o estaría mucho más avanzado. Este trazado es más corto, más rápido, mucho más barato y vertebra una zona carente hoy de buenas comunicaciones transversales. Al fin y al cabo, Monrepós, con sus atascos puntuales, ya está prestando servicio, por lo que toda mejora en ella, más o menos necesaria, es una sobreinversión en una infraestructura en uso. Reconozco, no obstante, que la carretera entre Jaca y Pamplona requeriría una fuerte actuación en muchos tramos de su trazado, pero quizás no haría falta una autovía si se construía la que he citado antes.

Pero una vez decidido el trazado actualmente en obras y acometidas éstas, esta paralización supone un auténtico mazazo. Abandonar las obras con sus desmontes, excavaciones y terraplenes sin compactar ni revegetar en una zona montañosa, muy sensible y con fuertes pendientes es un verdadero atentado paisajístico y medioambiental. Hemos de ver arrastres y corrimientos de tierras.

Y a todo ello hay que sumar el paro directo e inducido que provocará el abandono de las obras y el incremento de los retrasos y atascos que se producirán por una calzada que ha sido desviada y tiene un trazado sinuoso, peligroso y provisional en algunos tramos.




El PSOE acaba de perder las elecciones en Aragón. La cosa es así de simple.
.

Traducción simultánea en familia

.

miércoles, julio 21, 2010

Matrix, fascismo puro

¿Por qué en el único sitio en que ha habido detenidos y heridos ha sido en Barcelona, cuando la celebración por la victoria del Mundial de fútbol, siendo multitudinaria, no ha supuesto los hitos de otras grandes capitales?

¿Puede estar pasando esto en nuestro país?
.
.


Un campamento financiado por la Generalitat catalana prohibió a los niños ver la final del Mundial
.

.

.
Sólo la reacción de la gente, la movilización en las urnas y el castigo democrático a los fascistas puede cambiar la situación. Nadie puede quedarse en casa el día de las elecciones cuando están pasando estas cosas.

Hay que movilizarse para una de las causas más nobles que quepa imaginar: para sacar a los fascistas de las instituciones y mandarlos al paro y al ostracismo.

PD1: ¿Y el silencio de Zapatero? ¿No son las libertades ciudadanas una de sus máximas responsabilidades?

PD2: Está claro que si la Generalitat gestiona de esa manera el orden público, esa competencia le debería ser retirada.
.

Embalse de Lanuza

.

¡Qué discurso!

Leía el otro día a Pedro J. Ramírez que el discurso de Rajoy en el último debate sobre el Estado de la Nación había sido posiblemente la mejor pieza oratoria de los últimos treinta años de parlamentarismo en España. Posiblemente tenga razón.

Pero sin embargo, no ganó, dicen, el debate. Aunque quizás tampoco importe ganarlo o perderlo.

Ya dejé dicho hace tiempo que en la época en que vivimos es más importante saber hacer buenos titulares que buenos discursos. Ni siquiera los titulares, en esta nación de ciudadanos desinformados y pasotas, los leen muchas personas. Pero en todo caso los leen más que los discursos.

Es por eso que les quiero facilitar la ocasión de leer ese discurso. Sé que entre mis pocos lectores no hay ni desinformados ni pasotas. No se aburrirán.


En cualquier caso, la situación política está bloqueada, salvo que las municipales y autonómicas del año que viene sean una debacle para el PSOE que provoque una rebelión de parados y agraviados sobrevenidos en sus filas, que una vez recuperada su independencia económica se atrevan a hablar en voz alta, pues nada tendrán ya que perder.


¿Debería haber entrado Rajoy más a fondo en el debate sobre la sentencia del Tribunal Constitucional y sus consecuencias? Desde mi punto de vista, sí. Ese es hoy un problema tan grave o más que la situación económica.

.

lunes, julio 19, 2010

Procesamiento

Estoy firmemente convencido de que hay motivos más que suficientes para procesar a los tres personajillos de la foto.

El independentismo es legítimo, por supuesto. Pero el atentado sistemático contra los derechos civiles es intolerable y se está produciendo con el silencio cómplice del presidente del Gobierno, que debería ser el máximo responsable de su tutela. El presunto adalid de los derechos humanos, más falso que Judas.

Lo que los ciudadanos catalanes deberían valorar son dos cosas básicas:

1.- Que no hace muchos días, la Generalitat no pudo obtener mil millones de euros a través de un crédito sindicado, porque no se le fía. Eso sí es verdaderamente importante para el bienestar de los ciudadanos y una consecuencia tangible del nefasto gobierno que vienen padeciendo.


2.- Pero lo más grave es que hoy día Cataluña es el único lugar de Europa donde desde el poder se vulneran los derechos civiles de los ciudadanos, y que en un verdadero Estado de Derecho esos dirigentes no serían objeto de censura política, sino de procesamiento. Se logrará quizás, cuando la sociedad se organice y se recurra a los tribunales internacionales, ya que de la Justicia española poco puede esperarse.

Hace días que me pregunto por las diferencias estratégicas y programáticas entre la Alianza Nacional de Jean Marie Le Pen o la Liga Norte de Umberto Bossi con el Partido Socialista Catalán de José Montilla. Y ya no digamos con la Esquerra Republicana de Catalunya. Yo no las aprecio. Creo que ambos partidos coaligados, con la colaboración de Iniciativa per Catalunya, se están comportando como auténticas organizaciones fascistas, vulnerando los derechos civiles de los ciudadanos.

Pero si en el resto de Europa ninguno de esos partidos de corte fascista tendría posibilidad de vulnerar los derechos civiles, ni se le permitiría, en España, y más concretamente en Cataluña, eso es precisamente lo que se está produciendo.

Estoy convencido de que la política que está llevando a cabo la Generalitat en el ámbito lingüístico es delictiva. Pero no soy yo quien debe decidirlo. Es por eso que creo que lo que procedería es la denuncia ante los tribunales internacionales (Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo) de los responsables de esa política. Y digo ante la Justicia extranjera porque creo que poco puede esperarse de la Justicia española. Sólo espero que las organizaciones cívicas o los partidos políticos en la oposición tomen la iniciativa. Lo que está pasando es una iniquidad.

Ver un partido de partido de fútbol no es un derecho fundamental de los niños catalanes, pero la actitud de las autoridades educativas de esa región es altamente significativa.


Hay cosas mucho más graves.

El día en que se tome esa decisión, denunciarlos públicamente y de manera oficial ante los tribunales internacionales, y se acabe con la sensación de impunidad con que se desenvuelve el fascismo nacionalista, las cosas empezarán a cambiar.
.

domingo, julio 18, 2010

Moratinos

No lo puedo evitar. Esta foto de nuestro ministro de Asuntos Exteriores en Afganistán es impagable. 
.
.
¡.Joder, y hacíamos chistes de Morán! ¡Que injustos!
.

La seguridad jurídica y la interpretación manipulativa

El título está tomado del texto del voto particular del magistrado Rodríguez-Zapata, miembro del Tribunal Constitucional, disconforme con la sentencia sobre la reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña.

Hay una gran mayoría de españoles disconformes con la sentencia. Fuera de Cataluña porque se considera excesiva, una interpretación claramente abusiva de la Constitución, hasta el extremo de violentarla. Yo soy uno de ellos, que pienso que más que interpretada, la Constitución ha sido directamente violada. Yo no voté eso cuando hace más de treinta años la refrendé. Y hoy puedo asegurar que si llego a saber que podría ser interpretada en la forma en que lo ha hecho el Tribunal Constitucional o que, mucho antes, podría haber dado lugar a la deriva desguazadora en que ha concluido el Estado autonómico, yo hubiera votado en contra. Y en Cataluña por todo lo contrario, porque se considera una intromisión en la voluntad popular, obviando el hecho de que no llegaron a la mitad los votantes que acudieron a las urnas. El nuevo Estatuto de Cataluña fue refrendado por un 37% del cuerpo electoral, algo que en otros países se hubiera considerado insuficiente e inhabilitador.

Sin embargo ahora han sido muchos los ciudadanos catalanes los que han secundado la manifestación en contra de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut, más, sorprendentemente, que los que lo votaron favorablemente. ¿Alguien lo entiende? Tiene su lógica, por supuesto. Y prácticamente toda la cúpula política catalana, con la única excepción del PP y de Ciutatans, han encabezado la manifestación. Puedo entender la presencia de los partidos nacionalistas, cuyo fin último, al que nunca han renunciado, es la independencia. Pero, ¿y el Partido Socialista catalán? Observen que el PSOE, con su presidente, Rodríguez, a la cabeza se ha manifestado satisfecho con la sentencia, a pesar de la evidente inconsistencia de votar una cosa y alegrarse porque una alta instancia judicial se la corrige. La inminencia de las elecciones autonómicas catalanas ha puesto en bandeja el supremo argumento victimista, que los socialistas catalanes no están dispuestos a dejar que los nacionalistas exploten en exclusiva.

En definitiva, el socialismo español, si es que eso existe actualmente, ha dejado de tener presencia en Cataluña. El efecto disolvente de Rodríguez afecta incluso a su partido.

Observen la consecuencia, que hoy publica La Vanguardia:


Según Rodríguez, su gobierno está consiguiendo articular España. Tan efectivamente, por lo que se ve, como dirige la política económica, combate la crisis económica y riega los brotes verdes. Qué inútil es este hombre.

Pero hay otro hecho que no conviene olvidar. No hace muchos días, la Generalitat no consiguió que le prestaran o compraran toda la deuda que pretendía: 1.000 millones de euros. Asunto de bastante más gravedad e importancia para el bienestar de los catalanes y su futuro que la sentencia del Constitucional. Y de eso, es el gobierno catalán presidido por los socialistas, en coalición con los independentistas, el principal culpable. El despilfarro ha sido notorio y vergonzoso. Recuerden las embajadas catalanas repartidas por todo el mundo o los estudios absolutamente caprichosos realizados con dinero público. Quizás su presencia en la cabeza de la manifestación sólo trate de distraer la atención de esas evidentes deficiencias de su gestión.

Pero a pesar de la aparente satisfacción de Rodríguez y su Gobierno, quienes tratan de vender la sentencia como una derrota del Partido Popular, principal recurrente -junto con el Defensor del Pueblo-, lo cierto es que supone un fracaso inapelable de Rodríguez y de todos quienes apoyaron el texto reformado del Estatut. El Tribunal Constitucional ha recordado que la única nación es España. Sólo eso, que el Alto Tribunal deba recordárselo al presidente del Gobierno, debería suponer su inhabilitación, la del presidente. El Tribunal Constitucional ha recordado que el catalán no puede ser una lengua preferente y más importante que el castellano. Y entre otras cosas, el Tribunal Constitucional ha dejado claro que la cúpula del único poder judicial existente en España es el Consejo General del Poder Judicial. Es decir, el Tribunal Constitucional h venido a quebrar la espina dorsal del Estatut.

Pero no olvidemos que es una sentencia interpretativa, que da por supuesta una buena fe que es más que evidente que ni existe ni ha existido en todos estos años. Una sentencia que se permite cambiar el sentido de las proposiciones, para hacer que un “en todo caso” signifique un “en su caso”, o que “la lengua vehicular” quiera decir “una lengua vehicular”. Es decir, una sentencia que no emite juicios de inconstitucionalidad allí donde debiera sino que asume un papel supletorio del legislativo.

El Alto Tribunal considera constitucional el artículo 34, relativo a los derechos lingüísticos de los consumidores, que afirma que las empresas y establecimientos abiertos al público están "sujetos al deber de disponibilidad lingüística en los términos establecidos por la ley". Así, el Tribunal Constitucional comparte la opinión del Abogado del Estado y dice que proclamar ese deber "in abstracto" no atenta contra la libertad de empresa, como argumentaba el PP, y añade que si el deber de disponibilidad lingüística se regula en una ley será entonces cuando se pueda juzgar si sus términos son constitucionales.

Es decir, el Estatuto de Cataluña no puede servir de base para imponer a las empresas y comercios, ni a su titular o su personal, "obligaciones individuales" de utilizar una de las dos lenguas oficiales, castellano y catalán, "de modo general, inmediato y directo en las relaciones privadas", según señala el Tribunal Constitucional en su sentencia sobre la norma autonómica. El Alto Tribunal advierte de que el derecho de los ciudadanos a ser atendido en cualquiera de las dos lenguas sólo es exigible en las relaciones con los poderes públicos, de manera que no se puede imponer directamente una obligación a las relaciones del sector privado.

Es decir, está ignorando, a mi juicio hipócritamente, que eso ya está pasando, con o sin Estatuto reformado. Y otro tanto está pasando con la enseñanza.


El Tribunal Constitucional se pone una venda ante los ojos para negar que esté pasando lo que ya está pasando o que los poderes públicos catalanes se puedan permitir la vulneración de los derechos civiles de los ciudadanos que ya se están permitiendo.

(Un tema, este de la vulneración de los derechos civiles, sobre el que se debiera empezar a actuar y a hacer sentir a los protagonistas de tales delitos -pues no me cabe duda de que son delitos- las consecuencias de sus actos)

Es por eso que me parecen mucho más sólidos los votos particulares que la propia sentencia.





Respecto a la supuesta derrota del PP, con que algunos tratan de vender la sentencia, o las culpas del actual estado de cosas, que los nacionalistas imputan al PP o al propio Tribunal Constitucional, a mí no me cabe ninguna duda de que el responsable máximo y único es Zapatero. Él ha sido realmente derrotado, aunque ya ha dicho, en la forma retorcida y tramposa en que suele expresarse, que no piensa respetar la sentencia.

Creo que la siguiente frase de Carrascal es suficientemente expresiva y clarificadora: “Aunque peor es decir que se trata de una derrota del PP. Si tachar 14 artículos y enderezar 27 es una derrota, no sé qué será una victoria. Aparte de que, de no haber sido por el PP, posiblemente no podríamos hablar hoy de una nación llamada España”.
.

sábado, julio 17, 2010

Vuelvo de vacaciones

.
Y vuelvo espantado por todo lo que ha pasado en estos días.

Habrá que hablar de ello.

1.- La sentencia del Tribunal Constitucional y los votos discrepantes de cuatro magistrados, que me parecen más sólidos y mejor argumentados que la propia sentencia.

2.- La reacción del nacionalismo catalán, en el que incluyo al PSC. El socialismo español, si es que tal cosa existe, ha dejado de tener presencia en Cataluña.

3.- Acabo de oír en la tele que la Vanguardia publica mañana, domingo, una encuesta en donde la opción independentista por primera vez resulta ser mayoritaria en Cataluña. Otro éxito de Rodríguez, el que presume de estar articulando España.

4.- La manifestación independentista catalana y la celebración en Cataluña del triunfo español en el Mundial de fútbol.

5.- El debate sobre el estado de la Nación.

6.- El anuncio de Rodríguez de que, de una forma u otra, piensa eludir el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Constitucional.

7.- La crisis, que es el escenario oscuro, opresivo y amenazador donde se desarrolla el drama que este personajillo patético ha desencadenado, y que empezará a descargar su furia a partir del mes de septiembre. Se avecina, no un invierno, sino varios, muy, muy duros.

8.- La huelga general convocada para septiembre.

9.- Las elecciones autonómicas y municipales del año que viene, y cuya precampaña empieza después del verano, que acabarán convertidas en unas primarias, si Zapatero, agobiado por las encuestas, la crisis y los problemas no las hace coincidir con las generales por simple responsabilidad y ahorro.

10.- Si Rodríguez no convoca elecciones anticipadas, las autonómicas y municipales deberían suponer un castigo de tal entidad al PSOE, que sus propios correligionarios forzaran su dimisión, arrastrados al paro y la oposición.

Cuando en 1982 UCD pasó de 168 escaños a sólo 11, no había hecho ni la centésima parte de los méritos que ha hecho ahora el PSOE para recibir ese castigo.
.

Embalse de Búbal

.

martes, julio 06, 2010

El error histórico de nuestra generación

Lo he dicho muchas veces, las autonomías son el error histórico de nuestra generación.

Y lean qué dice Arturo Pérez-Reverte en su último artículo en el XL semanal: “Soy de la generación que ha colaborado en armar esta trampa infame, la ratonera donde viven atrapados tantos jóvenes dolorosamente lúcidos”.


Somos la generación de españoles que habiendo recibido una mejor herencia la vamos a legar a la siguiente notablemente empeorada. Me avergüenzo de ello, de haber votado lo que voté en aquel lejano referéndum constitucional y de no haber podido convencer a casi nadie más de los errores que me he desgañitado en señalar.

Pero no hemos cometido muchas estupideces. Las han cometido por nosotros.

Y los ciudadanos poco más hemos podido hacer que señalarlas.
.

domingo, julio 04, 2010

La liquidación del actual sistema político


Y no sólo del sistema político, sino posiblemente de la Nación española.

Rodríguez considera que la reciente sentencia del Constitucional avala su reforma del Estatuto de Cataluña. Objetivo cumplido, dice. Quizás tenga razón. Si su objetivo era cargarse España, sin duda lo está consiguiendo, desde todos los puntos de vista, institucional, económico...
Sólo el hecho de que a un personaje tan intelectualmente inane le satisfaga la sentencia, ya debiera alertar sobre la calidad jurídica y la rectitud moral de la misma. Una caquita, me temo.
No soy futbolero.  Realmente odio el fútbol. Pero creo mi deber alertar a los seguidores de la Selección española, tan enfervorizados estos días: posiblemente sea el último Mundial que juegue España, tal como la hemos conocido y tal como la conocieron antes que nosotros docenas de generaciones de españoles. Esto hemos hecho con su herencia y esto es lo que legaremos a nuestros hijos: las ruinas de lo que fue una Nación, la ruina de un concepto solidario, de un proyecto de vida en común que fue posible durante siglos y no ha sido posible ahora.  Lo del fútbol y la Selección será lo de menos. Esta va a ser la cosecha de las dos legislaturas de Rodríguez.
  
Vidal Quadras habla sobre el Estatuto catalán


La sentencia

Ya sólo falta saber cuál era el objetivo

Palabra de Rodríguez (debate en el Congreso sobre el Plan Ibarreche): "...uno puede, con toda legitimidad, gobernar con el 51 por ciento, pero para construir con legitimidad un orden político, una norma institucional básica, me da igual que sea una constitución o un estatuto político -busquemos la denominación que queramos-, no sirve el 51 por ciento".

¿Recuerdan los datos de participación y votos afirmativos de la reforma del Estatuto catalán?: 49,41% de participación y un 73,9% de votos afirmativos. Es decir, la reforma se aprobó con el 36,51% de los votos afirmativos sobre el censo de votantes.

Pero ya se sabe lo que vale la palabra de Rodríguez.
.

Número de visitas